Gobierno cubano amplía y extrema medidas para enfrentar la COVID-19 (+ Video)

El primer ministro Manuel Marrero Cruz y otras autoridades gubernamentales comparecen este lunes en la Mesa Redonda para informar nuevas medidas para enfrentar la COVID-19 en Cuba.

Los ministros de Salud; Educación; Educación Superior; Trabajo y Seguridad Social, y de Finanzas y Precios, explican cómo el país implementa el Plan nacional de prevención y enfrentamiento a la enfermedad causada por el nuevo coronavirus SARS CoV-2.

También se brinda información actualizada sobre la expansión de esta pandemia en Cuba y el mundo.

En vivo, la Mesa Redonda

    • En Youtube

 

Primer ministro: “Todavía es baja la percepción de riesgo en sectores de la población”

Manuel Marrero Cruz, primer ministro de Cuba, este lunes en la Mesa Redonda.

Al iniciar su comparecencia en el espacio televisivo, el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, afirmó que el alcance de la enfermedad continúa creciendo a nivel internacional, al igual que la cifra de fallecidos. También a nivel nacional, aunque no así los muertos.

“Desde la Mesa Redonda anterior, apreciamos comprensión y un avance en la prevención y control”, dijo el dirigente, y reconoció que también existen inquietudes en la población, que ha generado más de 6 000 opiniones en los últimos días.

“Reconocemos el aporte del pueblo, con sus valoraciones y críticas, las cuales se están teniendo en cuenta en la toma de decisiones”, añadió.

Sin embargo, advirtió que todavía es baja la percepción de riesgo en sectores de la población, y han sido identificadas varias indisciplinas.

Citó el ejemplo de fiestas con grandes concentraciones, así como violaciones de centros nocturnos abiertos, pertenecientes fundamentalmente al sector no estatal, que han permanecido abiertos, aunque se orientó que debían estar cerrados.

Durante un mes se suspenden las actividades docentes en Cuba, hasta el 20 de abril

Otro de los planteamientos más reiterados, de acuerdo con Marrero Cruz, ha sido la situación de las escuelas. “Muchos coinciden en que estar en la escuela es más seguro que estar en la calle, pero hay preocupaciones sobre las condiciones higiénicas o de hacinamiento en algunos centros educativos, lo cual ha sido objeto de análisis”.

El primer ministro señaló que, teniendo en cuenta tales opiniones y luego de un análisis del Gobierno y las consultas pertinentes, “se ha tomado la decisión de suspender las clases durante las próximas tres semanas”.

La cuarta semana es la de receso escolar. Por tanto, a partir de mañana y durante un mes se detendrán las actividades docentes. El lunes 20 de abril se retomarían las clases, en dependencia de la situación epidemiológica que tenga el país en ese momento. 

A raíz de esta medida, serán detallados los asuntos relacionados con las facilidades para padres trabajadores, así como acerca de los círculos infantiles, que sí continuarán abiertos y en condiciones flexibles para los padres.

“El propósito es que los padres trabajadores tengan facilidades y posibilidades de continuar trabajando, porque la economía no se detiene y debemos seguir produciendo, sobre todo en las actividades básicas”, resumió el primer ministro cubano. 

Se prevén medidas concretas para responder todas las inquietudes de la población

“Hay medidas concretas que permitirán resolver de manera gradual el tema del agua en la capital”, adelantó, y dijo que el presidente de Recursos Hidráulicos comparecerá esta semana en la Mesa Redonda para explicar las medidas en ese sector.

Una fuerte inquietud expuesta por la población tiene que ver con la distribución del hipoclorito. “Mañana se anunciará la apertura de nuevos puntos de ventas y los diferentes formatos para la venta de ese producto”, precisó.

Varias preocupaciones están asociadas a concentraciones de personas en instalaciones de comercio y las “colas”.

Marrero Cruz insistió en que hay propuestas de medidas que permitirán solucionar esta compleja situación, sobre todo en la capital.

Los residentes que arriben al país serán trasladados a centros de aislamiento

Sobre la regulación de las llegadas de los residentes en el territorio nacional, precisó que durante este fin de semana el aislamiento ha sido en sus propios hogares. A partir de las llegadas de este lunes, los ciudadanos están siendo trasladados a los centros de aislamiento durante 14 días.

“Para ello han sido escogidos centros educacionales que reúnen los requisitos indicados, algunos de los cuales estaban siendo utilizados; también se ha escogido campismos e instalaciones de salud pública”. Todos fueron debidamente inspeccionados.

Como parte de la implementación de las medidas, a partir de la próxima medianoche no arribará ningún visitante extranjero, salvo los ciudadanos cubanos o extranjeros residentes en el territorio nacional.

Existe una disminución sensible de los vuelos y del turismo. Actualmente están en el territorio nacional 42 873 ciudadanos que residen en el exterior, y 32 574 son turistas extranjeros; el resto de ese total son cubanos que residen en el exterior y se encuentran de visita en Cuba. Estos también están saliendo gradualmente.

Este domingo solo llegaron a la Isla 783 turistas extranjeros, 460 ciudadanos cubanos que residen en el exterior y 3 460 cubanos residentes en Cuba. 

“Hemos experimentado un decrecimiento en la cifra de turistas y otras categorías, pero un aumento de hasta más de 1 000 en la llegada de cubanos que residen en Cuba y estaban de visita en otros países”.

Se regula la salida de los cubanos del territorio nacional

Gobierno cubano amplía y extrema medidas para enfrentar la COVID-19, las informa en el espacio de la Mesa Redonda. Foto: @PresidenciaCuba

En cuanto al comportamiento de las salidas, el primer ministro informó que el domingo los turistas extranjeros salieron en una cifra 10 veces superior a la de los que entraron, es decir, más de 7 000; también partieron 1 500 emigrados cubanos y 1 720 cubanos residentes en el país.

“Esta es una situación difícil de comprender, lo cual es preocupante porque es complicado el momento que se está viviendo en el mundo. Venimos estimulando que en la actual situación nuestros compatriotas permanezcan en el país”.

“Hemos llegado a la consideración que se ha de tomar una decisión para poner fin a esta tendencia, por lo que se está regulando a partir de estos momentos la salida de territorio nacional de todos nuestros compatriotas por una sencilla razón: cuidar de su salud, de sus familiares, sus vecinos y compañeros de trabajo”, puntualizó.

Informó que solo podrán realizarse viajes por razones humanitarias u otras causas que lo justifiquen. “Seríamos irresponsables si estuviéramos estimulando la salida de nuestros compatriotas del territorio nacional”.

Se darán las indicaciones pertinentes que permitan implementar estas medidas, acotó Marrero Cruz.

Hasta el día de hoy, cerca de medio millón de cubanos que viven en Cuba están fuera del país; de ellos, 450 000 por asuntos particulares. El resto permanece afuera por asuntos oficiales, misiones en el exterior, de colaboración y otras razones.

La situación actual hace más vulnerables a las personas que están viajando. La vigilancia epidemiológica realizada muestra la tendencia de que compatriotas nuestros han llegado contagiados, sin demostrar síntomas hasta pocos días después de su arribo.

“Vamos a continuar recibiendo a los cubanos, no vamos a cerrar las fronteras. Todos los cubanos que lleguen, incluso sospechosos de la enfermedad, serán recibidos, aislados, tratados y curados si se detecta la enfermedad, pero no podemos estimular los viajes”, insistió.

Marrero Cruz señaló que incluso en las circunstancias epidemiológicas actuales, hay cubanos que han salido del país para regresar una semana después, con el fin de realizar compras en el exterior, por lo que han corrido el riesgo de enfermarse y enfermar a su familia.

Enfatizó que estas medidas tienen que ser de estricto cumplimiento, porque están relacionadas con la vida de las personas. “Hay que controlarlas y hacerlas cumplir, no podemos permitir violaciones”.

Cada pasajero que entre al país solo puede portar un equipaje de mano y una maleta

A partir de una decisión gubernamental, el Ministerio de Transporte se comunicó con todas las aerolíneas que aún viajan al país para solicitar y exigirles que, a partir de este martes 24 de marzo, cada pasajero que tome un vuelo hacia Cuba solo pueda portar un equipaje de mano y una maleta.

“Estamos recibiendo muchos pasajeros que están promediando cinco grandes bultos o maletas, lo cual complejiza las operaciones en los aeropuertos y en los centros de aislamiento”.

“Es una cuestión humanitaria. Los estamos recibiendo con los brazos abiertos, pero no podemos aceptar esa cantidad de equipajes que también, como parte del protocolo, deben ser sometidos a controles y a un proceso de desinfección y chequeo, lo cual hace más complejos los procesos”, subrayó.

Traslado controlado de los viajeros hacia los centros de aislamiento de sus provincias

El primer ministro de Cuba añadió que otra de las medidas en los aeropuertos, en aras de evitar la concentración de personas y familiares, será el traslado controlado de los ciudadanos hacia los centros de aislamiento de sus provincias de residencia en ómnibus seleccionados del Ministerio de Transporte y bajo la conducción de la Policía Nacional Revolucionaria.

“Les pedimos a los familiares que se abstengan de ir a los aeropuertos, porque no podrán recibir ni interactuar con los familiares, por razones de seguridad”.

Cuba suspende la transportación interprovincial de pasajeros, estatal y privada

También se tomó la decisión de suspender las transportaciones interprovinciales, informó Marrero Cruz

Pese a que se ha insistido en varias comparecencias en que las personas se abstengan de viajar innecesariamente y se mantengan en sus casas, como promedio unas 22 000 personas se están moviendo todos los días entre las diferentes provincias.

Esa situación resulta insostenible, por el alto riesgo y las vulnerabilidades, esas 22 000 personas son 22 000 riesgos trasladándose; por tanto, como Gobierno, debemos controlarlo”.

Una de las facilidades para proteger a las personas y a la vez desestimular los viajes interprovinciales, ha sido que a quien cancele su pasaje se le reintegre el 100% de su valor, lo que incluye la transportación por ómnibus, tren y los vuelos nacionales. La regulación también contempla el transporte privado de pasajeros entre las diferentes provincias.  

Marrero Cruz explicó que serán analizados con el Ministerio de Transporte y con los gobernadores de cada territorio, los casos que por determinadas razones humanitarias o de salud deban trasladarse a tratamientos en algún hospital fuera de sus localidades.

En cuanto a la Isla de la Juventud, habrá también un control estricto de la movilidad. “No queremos que nadie que no sea de la Isla, vaya a la Isla”.

Ministerio de Transporte realizará análisis profundo del transporte urbano de pasajeros

Al Ministerio de Transporte se le indicó realizar un análisis profundo del transporte urbano de pasajeros, sobre todo en el caso de los ómnibus articulados, que trasladan hasta 150 personas. Unos dos millones de cubanos se transportan diariamente en ómnibus en las zonas urbanas.

“Reiteramos la importancia del autoaislamiento en los lugares de residencia. Hacemos un llamado a la cantidad de personas que toma diariamente el transporte público de manera innecesaria, poniendo en riesgo su salud de otros”, dijo el primer ministro.

Ningún turista puede salir a la calle: Estarán en condición de aislamiento

El primer ministro informó otras medidas específicas para el sector del turismo:

  • Todos los turistas que aún permanecen en los hoteles cubanos se encuentran en condición de aislamiento. A partir de este martes 24 de marzo, ningún turista puede salir a la calle.
  • Se suspenden todas las excursiones turísticas en las ciudades o sitios históricos, de naturaleza o culturales. El sector privado tampoco tendrá autorizado el movimiento de turistas. “Si monta a un turista en su carro debe saber que está cometiendo una violación, pues el turista tiene que estar en su hotel”.
  • Queda suspendida la renta de autos de turismo y se irán recibiendo paulatinamente los que ya están rentados.
  • Al igual que los que permanecen en hoteles, los turistas que están alojados en casas de renta privadas quedan aislados desde este martes 24 de marzo. Los dueños de los hostales deben preocuparse por la salida de esos turistas. Actualmente, hay 9 413 turistas extranjeros hospedados en casas particulares; de ellos, 6 000 están en La Habana (sobre todo en los municipios de La Habana Vieja, Centro Habana, Plaza de la Revolución y Playa).

Comenzará el traslado gradual de los turistas en casas particulares hacia los hoteles

Debido al nivel de riesgo que implica tener a los turistas en la misma vivienda donde conviven familias del titular, Marrero Cruz señaló que se ha indicado “comenzar un traslado gradual de los turistas en casas particulares hacia los hoteles”.

“Esto no responde a un interés económico, ya que aún en estas condiciones no prohibimos el turismo en casas particulares; tiene que ver con medidas para preservar la salud y las vidas de los titulares de esas casas y de todos”, añadió Marrero Cruz.

  • A partir de este martes se realizará el traslado de todos los turistas que están en casas particulares de Trinidad, Viñales y Baracoa hacia instalaciones hoteleras. Ninguno de estos lugares tiene aeropuertos o facilidades para que los turistas abandonen el país; por tanto, se llevarán a hoteles fuera de esos territorios.
  • El Ministerio de Turismo conducirá este proceso, que se realizará de manera gradual. El Gobierno asumirá el costo de la transportación hacia las instalaciones hoteleras, con el control y la vigilancia de sanidad establecidos. El precio de alojamiento será similar al de las casas de renta.
  • Junto con el incremento de medidas sanitarias y de control por parte de Salud Pública, en los hoteles, tanto para los turistas como para los trabajadores, se adoptan otras decisiones como el cierre de las discotecas, además de medidas de control en la gastronomía, la limitación de actividades recreativas y el cierre de las piscinas y los gimnasios para evitar concentración y contacto entre personas. 
  • Estas medidas también se adoptarán en el sector no estatal: discotecas, bares, centros nocturnos, piscinas y gimnasios privados deben permanecer cerrados. 

“Hemos tratado de ser lo más justos con el sector no estatal. Las medidas que se aplicarán se dirigen a ambos sectores”, aclaró Marrero Cruz.

Cierran alojamientos destinados al turismo nacional

Con relación al turismo nacional, Manuel Marrero detalló que:

  • Cierran los alojamientos destinados al turismo nacional, de los cuales algunos están ya siendo usados como centros de aislamiento.
  • Actualmente, hay unos 3 000 cubanos alojados en los hoteles que están quedando abiertos.
  • Se mantendrán abiertos los hoteles, pero no se estimulará un crecimiento en la demanda de alojamiento.

Medidas para evitar la aglomeración de personas en comercios e instituciones religiosas

Se implementarán medidas concretas para evitar la aglomeración de personas en comercios donde se presten servicios. Marrero Cruz insistió en la necesidad de garantizar la separación de las personas para evitar la propagación de la COVID-19. Por eso, se han previsto las siguientes medidas:

  • En el caso de las colas, deberá existir una separación mínima de un metro entre personas. Para ello, se desconcentrarán los productos y se definirá un máximo de cantidad de productos por persona para evitar el acaparamiento con fines comerciales, entre otros.
  • En cuanto a la venta liberada de pollo, uno de los mayores causantes de alta concentración de personas, especificó que no se cerrarán establecimientos, todo lo contrario, pero se buscará una equitativa distribución de los productos (sean liberarlos o normados) para tratar de acercarlos a las casas de las personas. Hay que suspender temporalmente las grandes ferias.
  • Todos los productos agropecuarios que entren a las provincias se distribuirán por las placitas y en la red de gastronomía.
  • Se hace un análisis para tratar de que determinados productos, cuya venta no se realiza por la libreta de abastecimiento, se incluyan en este sistema normado, para evitar la concentración y el acaparamiento.
  • Se sostiene la medida de mantener abiertos los establecimientos de comercio y gastronomía que expenden alimentos al pueblo, en tanto se buscan las vías para incrementar la venta de alimentos a domicilio. Se estudia que algunos hoteles que cierran puedan contribuir con esta modalidad mediante ofertas para vender productos a domicilio.
  • Las medidas también se aplicarán a trabajadores por cuenta propia que se encuentran agrupados en plazas, las popularmente llamadas “candongas”, donde confluyen muchas personas. Se han analizado varios de estos sitios, y si es necesario se conversará con esas personas para que se dispersen y continúen sus ventas.

“Hemos estado identificando las causas de las concentraciones. En el caso de los dispensadores de cerveza y las pipas de cerveza, deben cambiar su actividad”.

Se ha recomendado a todas las instituciones religiosas seguir las indicaciones, para evitar las concentraciones de personas. “No tenemos ningún inconveniente en las reuniones de los fieles, pero queremos preservar la salud de las personas, por lo que se ha llamado a evitar las aglomeraciones”.

A partir de este martes, reforzamiento del control policial en el país

La dirección del país también ha decidido ejercer, de manera gradual y a partir de este martes, un reforzamiento del control policial en las calles, centros comerciales y otros establecimientos, con el objetivo de controlar el cumplimiento de las medidas.

Pero ello -apuntó el primer ministro- no exonera a las administraciones e instituciones de velar por evitar la violación de estas medidas; tampoco libera de su responsabilidad a cada ciudadano en el cumplimiento de lo establecido.

“Es una medida normal, dirigida a preservar la vida, a cuidar al pueblo y a evitar las concentraciones para cuidar la salud del pueblo. El Partido hace un llamado a que las organizaciones de masas refuercen el trabajo con sus afiliados para el cumplimiento de estas medidas y así contribuir a preservar la vida, sin alarmas ni desesperos”.

“Esta batalla la venceremos, pero solo con esfuerzo unidad y participación del pueblo”, aseguró Marrero Cruz.

Ministro de Salud: Hay que informarse para elevar la percepción de riesgo

Al intervenir en la Mesa Redonda de este lunes 23 de marzo, el doctor José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública, insistió en la importancia de informarse para elevar la percepción de riesgo de la población en la participación del enfrentamiento a esta enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que la pandemia continúa expandiéndose. Hasta el día de ayer, se reportaban 164 países con la presencia del nuevo coronavirus. La cifra de casos confirmados ha llegado a 305 275, y la enfermedad ha provocado la muerte del 4.24% de los contagiados.

“La letalidad ha continuado creciendo significativamente en la medida en que se ha desplazado la enfermedad a otros países”, dijo, Portal Miranda.

Se reporta transmisión en 92 países. China, Italia, Estados Unidos, España, Alemania, Irán y Francia son las naciones con mayor número de casos.

En la región de las Américas, la enfermedad ha llegado a 31 países (el 88.5% de las naciones de la región) y 11 territorios de ultramar. Estados Unidos llama la atención pues reportar casos confirmados en todos sus estados, con más de 26 000 personas contagiadas y 340 fallecidos, señaló el ministro de Salud cubano.

Entretanto, países como Canadá, Brasil, Chile y Ecuador registran un importante número de casos.

Portal Miranda sostuvo que la preocupación de la OMS es razonable, teniendo en cuenta la alta transmisión y letalidad de este virus.

“Todos debemos entender que la COVID-19 no solo afecta a las personas mayores; si bien ese es el grupo que mayor número de fallecidos ha aportando, ello no significa que pacientes jóvenes no hayan estado graves e incluso hayan fallecido por causa del nuevo coronavirus. De ahí la importancia de que todos participemos en el control”.

Ningún componente del plan se ha dejado de implementar, sino se han reforzado las medidas

Desde el inicio de esta situación epidemiológica, Cuba ha tenido un plan para su prevención y control. “Ninguno de los componentes de ese plan se ha dejado de implementar, sino que se han reforzado las medidas, y el plan se ha actualizado y perfeccionado de acuerdo con las experiencias internacionales y lo que hemos venido trabajando”, dijo Portal Miranda en la Mesa Redonda.

Elementos como la vigilancia, la organización de los servicios, la capacitación del personal de la salud y otros sectores se han mantenido y reforzado, dijo.

Nuestros científicos han estado actualizándose y aportando a los protocolos de tratamientos que hoy estamos aplicando. No se han detenido ni un minuto los grupos de trabajo vinculados a la investigación y desarrollo, y al componente comunicacional, que ha sido muy efectivo”.

El sistema de vigilancia que se ha organizado ha permitido identificar, al cierre del lunes 22 de marzo, 40 casos confirmados: 17 de otras nacionalidades y 23 cubanos que han regresado del exterior o han sido contacto de ciudadanos que estuvieron en el extranjero.

Cuba evalúa el alta de pacientes que han superado la COVID-19

El ministro cubano de Salud llamó la atención sobre el hecho de que esta es una enfermedad asintomática, por lo cual puede haber personas que cursen de ese modo, sin presentar síntomas, y podría haber casos en el país que no tengamos identificados. “Hacia ahí estamos dirigiendo un grupo amplio de acciones”, aseguró.

De estos 40 casos, el país reporta un paciente fallecido y se mantienen dos casos en estado crítico, hospitalizados en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK). Uno se encuentra en estado grave en el hospital militar Fermín Valdés Domínguez, en Holguín.

En las próximas horas recibirán el alta algunos pacientes y se prevé trasladar a algunos de ellos a sus países, porque han estado evolucionando favorablemente, informó Portal Miranda.

El periodo de incubación es de entre dos y 14 días. En cualquiera de esos días pueden aparecer síntomas de la enfermedad, lo cual está relacionado con la respuesta de cada individuo ante la exposición al virus.

Se refuerza la vigilancia epidemiológica en frontera y hoteles

Entre las medidas en el sector de la salud, el ministro dijo que se mantiene la  vigilancia epidemiológica en la frontera, porque seguirán entrando personas.

Asimismo, todos los viajeros residentes en el país que han arribado desde el domingo están siendo sometidos al aislamiento (hasta 14 días) en instituciones habilitadas con ese fin, ubicadas en todas las provincias.

Es muy importante llevarles a estos lugares porque el periodo de incubación es de 14 días y solo así se garantiza el cuidado de la familia, el individuo y la comunidad, explicó Portal Miranda.

Se ha reforzado la vigilancia de modo estrecho en los hoteles, a turistas y trabajadores, que serán evaluados dos veces al día, buscando la aparición de algún síntoma.

Vigilancia médica diaria: “Necesitamos saber todos los días cómo está la población cubana”

Otra de las medidas que se ha estado reforzando es la vigilancia médica diaria en la población.

Necesitamos saber todos los días cómo está la población cubana y por eso hemos sumado a médicos, enfermeros y estudiantes de medicina a la pesquisa activa. Les hemos garantizado nasobucos a todos los estudiantes de medicina, aunque no están atendiendo de modo directo a los pacientes, solo están indagando e identificando si hay alguien con síntomas, para informar al médico de familia, que es quien adopta las acciones”.

Según el ministro, en los últimos 15 días –el periodo de incubación de la enfermedad– han ingresado al país 47 000 personas. Sobre esos ciudadanos hemos dado indicaciones de verificar como están, si están aislados en la vivienda, si tienen síntomas, pues es lo que nos permitirá actuar de modo oportuno. “Es uno de los elementos más importantes para detectar casos y cortar una cadena de trasmisión”.

Necesitamos que la población participe, que no esconda los síntomas, pues estarían exponiéndose los afectados y el resto de la familia.

Se ha trabajado con los grupos vulnerables e instituciones de asistencia social, con medidas específicas. “Estamos llamando a que no salgan de la vivienda los adultos mayores, que no estén en la calle, que la familia les garantice lo que puedan necesitar. El sector de la salud, junto con las organizaciones de masas, estamos trabajando para identificar cuáles viven solos y atenderlos de manera diferenciada. Hoy viven en Cuba más de dos millones de personas de 60 años, y el 15% viven solas”, dijo Portal Miranda.

“Reiteramos que no puede haber nadie con síntomas respiratorios en escuelas y centros laborales, y ello es una responsabilidad de las personas y de las administraciones”, afirmó.

Es importante –continuó– realizar un proceso de desinfección de las superficies y de las manos con hipoclorito de sodio. Se ha organizado la vigilancia de las instituciones en ese sentido.

Se reducen los niveles de actividad en las instituciones del sistema de salud

A partir de esta semana se reducen los niveles de actividad en las instituciones del sistema de salud para liberar capacidades y equipos, proteger la población y también al personal de salud.

“Se suspenderá paulatinamente la actividad quirúrgica electiva, aquella programada que no compromete la vida de las personas y que se puede desplazar un tiempo. Ello nos permite priorizar las intervenciones de urgencia, las relacionadas con el cáncer y los trasplantes, que sí implican la vida de las personas”.