Noticias
   
 

Vietnam y Cuba, siempre cercanos por Fidel
Hanoi (PL) ¿Cómo puede un pueblo querer al líder de otro país bien lejano? La interrogante es fácil de responder cuando se trata de Vietnam y Fidel Castro, un símbolo de la amistad entre dos países que redujeron la distancia geográfica a cero.

Si alguna coincidencia destaca en los más de 55 años de nexos bilaterales es el papel desempeñado por el jefe de la Revolución cubana, reconocido tanto en la nación caribeña como en esta del Sudeste Asiático.

El embajador Herminio López precisa al respecto: el hecho de que las relaciones entre Cuba y Vietnam sean lo que son, especiales, excepcionales, se debe fundamentalmente a la voluntad, al liderazgo y a la prioridad que Fidel les otorgó desde los primeros momentos.

Su conclusión impone ir a algunos pasajes de esta historia. El 2 de diciembre de 1960 se firmaron en Hanoi varios convenios diplomáticos, comerciales, de cooperación cultural y científico–técnica, con lo que se establecieron oficialmente los vínculos.

Luego los acontecimientos tuvieron lugar uno tras otro, a pesar de la distancia. En julio de 1961 se inauguró la embajada de la República Democrática de Vietnam en La Habana y tres meses después llegaron los primeros estudiantes a formarse en Cuba, que poco a poco sumaron cientos, y muchos de los cuales ocuparon cargos gubernamentales al regresar una vez graduados, como lo hacen otros hoy.

En julio de 1962, el gobierno cubano fue el primero en reconocer al Frente de Liberación Nacional de Vietnam del Sur y en aceptar una representación permanente de ese último en su territorio, a lo que siguió la apertura de la misión diplomática del país caribeño en Hanoi.

Así comenzó un conocimiento mutuo que tenía una base lejana, el relato 'Un paseo por la tierra de los anamitas', escrito por José Martí en 1889.

Cuba, y sobre todo su líder, estaba consciente de la importancia de la lucha del pueblo vietnamita por su independencia y la reunificación para la causa revolucionaria mundial.

Pero esta historia tiene otros capítulos. Uno de ellos es el Comité cubano de Solidaridad con Vietnam del Sur, el primero en el mundo, fundado en septiembre de 1963 por la Heroína del Moncada Melba Hernández, reconocida como otro símbolo de estos nexos.

También un gesto muy original: designar a 1967 'Año del Vietnam Heroico', mientras que en 1969 Cuba fue el primer país que estableció una embajada en la selva de Vietnam del Sur, además de la permanencia de los buques Imías y El Jigüe en el puerto de Hai Phong cuando estaba minado por Estados Unidos.

Sin olvidar otros igualmente significativos y protagonizados por Fidel, como su visita a la zona liberada de la provincia de Quang Tri, de donde trascendió su imagen enarbolando la bandera del mencionado frente en septiembre de 1973, cuando se convirtió en el único estadista extranjero en hacerlo.

Entonces ofreció obras para aliviar las consecuencias de los bombardeos, incluidos el hospital Dong Hoi, el Hotel Victoria, vaquerías, una granja avícola y la carretera Xuan Mai–Son Tay.

Si era necesario algo más, de seguro pasaría a la historia, y así fue, una frase frecuentemente citada: 'Por Vietnam estamos dispuestos a dar hasta nuestra propia sangre'.

La historia después de la guerra es más conocida, al centrarse en el desarrollo de la cooperación en diversos sectores –agricultura, turismo, construcción, educación, industria biofarmacéutica–, entre otros, con vínculos políticos mutuamente calificados de excelentes.

Una prueba de ello es la reciente visita a Cuba del presidente Tran Dai Quang, quizás el último estadista extranjero que conversó con el Comandante Fidel Castro, de las relaciones bilaterales y de temas internacionales. Sin dudas fue una privilegiada coincidencia.

Estos acontecimientos explican las sentidas reacciones en Vietnam ante el deceso del líder de la Revolución cubana, apreciables en un mensaje de condolencias enviado por sus máximas autoridades, y en el que se reconoce su contribución a estos nexos, también con visitas aquí en 1995 y 2003.

Además, la presencia en La Habana de una delegación de alto nivel, en representación de toda la sociedad, junto al pueblo cubano en estos momentos de dolor.

Pasajes de esta historia y etapas de la vida de Fidel se divulgan hoy en la prensa vietnamita, incluso en otros idiomas, mientras que a la embajada del país caribeño en Hanoi y su consulado en Ciudad Ho Chi Minh, así como a otras representaciones cubanas en Vietnam, llegan mensajes de pesar, pero sobre todo de solidaridad, como nuevo abono para relaciones en las que pervive su promotor.

Fecha:
Martes, 29 de noviembre del 2016
Tomado de:

Sugerencias
Servicios
Cursos
Eventos
Sitios de interés