Noticias
   
 

Un estudio que irradia luz
La Habana, Cuba.– Desde hace algunos años en nuestro país sobresale el estudio de Mapeo Cerebral Humano. Al respecto, el doctor Rolando Antonio Rodríguez, especialista de primer grado en  neurofisiología clínica en el hospital  Pediátrico Juan Manuel Márquez, comentó  sus experiencias.

Expresó que el Mapeo Cerebral se le realiza a pacientes con disímiles patologías  neurológicas, entre las que destacan: epilepsia, trastornos psiquiátricos y  auditivos, así como a quienes que padecen de problemas neuro–musculares y del neuro–desarrollo.

Ese estudio contribuye al diagnóstico certero de las mencionadas  enfermedades a través de instrumentos sofisticados ajustados a computadoras con sofware que magnifican los registros de la actividad nerviosa central o periférica. Permite hacer mediciones precisas en tiempo real de la función del sistema nervioso, puntualizó el especialista.
Por una mejor calidad de vida

El especialista de primer grado en neurofisiología clínica, doctor Rolando Antonio Rodríguez, explicó a la Revista Semanal que en estos momentos se trabaja en la realización de un Mapeo Cerebral a niños con trastornos del neuro–desarrollo.

Ese grupo comprende a aquellos niños que por diferentes causas se retardan en lograr  las habilidades normales de su desarrollo ontogénico,  es decir pequeños con trastornos motores: NO se sientan,  NO caminan y NO logran agarrar los objetos.

Además, precisó, se han incluido en el estudio a pacientes con déficit mental como: autismo,  hiperactividad y parálisis cerebral infantil. Esos niños, en su mayoría, son atendidos en  instituciones especializadas donde se les hace el diagnóstico temprano a  través del pesquisaje a los grupos de riesgo y cuentan con los servicios de  fisiatría y rehabilitación.
Un proyecto de esperanza

El doctor  Rolando Antonio Rodríguez resalta que la estimulación temprana es la piedra angular del tratamiento en niños. Es el momento donde  existe mayor neuro–plasticidad, lo que permite una mejor recuperación de  las habilidades pérdidas o afectadas.

Explicó que el Mapeo Cerebral consiste en estimular la  esfera perturbada en el niño,  en el caso de retraso del habla se atiende con logopedia y  psicología, y SI el padecimiento es motor se le realizan ejercicios dirigidos a fortalecerlo.

Añadió Rodríguez que a través de ese estudio se detecta cómo evolucionó el cerebro de los pequeños, pues se logra comparar los primeros meses, cuando son recibidos en el servicio, con los que siguen, luego de la intervención con novedosos tratamientos. Desde que comencé a trabajar con esos pacientes he sido testigo  del avance que experimentan, confesó el especialista.
Fecha:
Mircoles, 21 de septiembre del 2016
Tomado de:

Sugerencias
Servicios
Cursos
Eventos
Sitios de interés
Enlaces