Noticias
   
 

Sobreelevación del mar, mayor peligro del cambio climático en Cuba
La Habana, 7 jul (PL) La sobreelevación del nivel del mar debido a los huracanes intensos y otros eventos meteorológicos extremos sigue representando hoy el principal peligro del cambio climático para Cuba por las sensibles afectaciones que supone.

Las inundaciones costeras y la destrucción del patrimonio natural y construido cercano a la costa serán consecuencias directas de ese fenómeno, según trascendió este jueves durante una intervención ante el Parlamento de la ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Elba Rosa Montoya.

De acuerdo con el informe presentado por la titular en la Asamblea Nacional del Poder Popular, el clima en la nación antillana es ahora más cálido y extremo, con una temperatura promedio anual que aumentó 0,9 grados centígrados desde mediados del siglo pasado.

Al mismo tiempo, las mediciones en varios puntos del país muestran un incremento del nivel del mar estimado actualmente en 19 centímetros, y las proyecciones indican la disminución lenta de la superficie emergida y la salinización paulatina de los acuíferos subterráneos.

Según Montoya, los estudios apuntan la posibilidad de que queden sumergidas porciones de las zonas más bajas de la superficie terrestre para 2050, con potenciales afectaciones a los asentamientos humanos costeros.

Asimismo, se ha observado variabilidad en la actividad ciclónica y en la actualidad se está en una etapa activa. Desde 2001 hasta la fecha, ocho huracanes intensos afectaron a Cuba, hecho sin precedentes en la historia.

El régimen de lluvias está cambiando, pues en las últimas décadas aumentaron las precipitaciones en el periodo seco, mientras que la frecuencia y extensión de las sequías se incrementaron significativamente desde 1960, con daños mayores en la región oriental del país, señaló el texto.

También se observan variaciones en la disponibilidad de agua y se estima una disminución del potencial hídrico, al tiempo que se miden otras afectaciones en la agricultura, la salud humana y la biodiversidad.

El material debatido por los parlamentarios advirtió que los impactos del cambio climático ya se hacen sentir e implican una carga económica de grandes dimensiones, pues las pérdidas provocadas por 16 huracanes de 1998 a 2008 fueron de 20 mil 564 millones de dólares.

Para hacer frente a esos problemas, indicó la ministra, la ciencia desarrolla estudios que demuestran las variaciones del clima en Cuba, sus impactos y vulnerabilidades, y se implementan proyectos relacionados con la evaluación de ese fenómeno a nivel global, nacional y local.

Fecha:
Jueves, 7 de julio del 2016
Tomado de:

Sugerencias
Servicios
Cursos
Eventos
Sitios de interés
Enlaces