Noticias
   
 

Sancti Spíritus cuenta con la mayor cantidad de erizos fósiles de América Latina
Más de 600 especies de erizos que habitaron en la isla hace unos 40 millones de años han sido estudiados por paleontólogos y especialistas de esta ciencia en la isla. El género Clypeaster figura como el más abundante en Cuba, pero su mayor representación está en Sancti Spíritus, principalmente en los sitios conocidos como Domo de Zaza y la formación Jatibonico.

En declaraciones a Escambray Gilberto García Castro, paleontólogo y especialista del Museo de la Naturaleza y el Hombre en Sancti Spíritus, dijo que los primeros hallazgos de erizos de mar en tierra en esta provincia se realizaron en el año 1936 por el investigador Laudelino Trelles Duelo, quien localizó fósiles de Clypeaster en el camino de La Junta a Paredes.

Luego, en 1940, el doctor Mario Sánchez Roig hizo otros descubrimientos de erizos prehistóricos en la zona de Rolletico, comunidad del municipio de Jatibonico, y en 1998 el propio Gilberto encontró tres nuevas especies de fósiles de Clypeaster en ese propio territorio, así como otro tipo de equinodermo prehistórico conocido como Rhapido clyous en la localidad de La Junta.

Según el paleontólogo espirituano, este género de erizos comenzó a vivir hace más de 35 millones de años y hasta la fecha se mantiene vivo en nuestros mares.

“Los fósiles de erizos prehistóricos encontrados en Sancti Spíritus —explica Gilberto— permanecen en tierra desde hace millones de años como consecuencia del levantamiento de la isla desde el fondo del mar, lo cual se deriva de los cambios producidos por los períodos geológicos, acción que continúa su rumbo evolutivo”.

El Museo de Ciencias Naturales de la provincia y el Museo Polivalente de La Sierpe atesoran una muestra significativa de estos ejemplares fósiles, aunque la mayor colección de Clypeaster está en poder del propio Gilberto.

Ante la interrogante de cómo puede verse a través de un fósil prehistórico la conexión con otras especies del planeta, el destacado paleontólogo respondió que el estudio de cada resto de erizo permite determinar la formación de materias orgánicas relacionadas con los fósiles de animales que habitaron en cada etapa hace millones de años y según la acumulación de estos en los suelos se puede determinar, por ejemplo, la presencia de petróleo; ello justifica por qué en la formación Jatibonico se han encontrado muestras de este recurso natural.

Pero también se puede comprobar cómo ha sido el proceso de transformación de la vida en esas formaciones geológicas e, incluso, las etapas en que habitaron.
Fecha:
Mircoles, 20 de marzo del 2019
Tomado de: