Noticias
   
 

Protegen Cotorras y Cateyes en la Ciénaga de Zapata
Sancti Spíritus, 24 may (ACN) Para preservar las poblaciones de cotorras y cateyes en la Ciénaga de Zapata, mayor humedal del Caribe insular ubicado en la provincia de Matanzas, expertos medioambientales comenzarán a desarrollar estudios y acciones de manejo en áreas donde se localizan las aves.

Al decir de Maikel Cañizares, especialista del Departamento de Ornitología del Instituto de Ecología y Sistemática, en la ciénaga habita una de las mayores poblaciones de cotorras que existen en Cuba; mientras que, referente a los cateyes, representa la zona más occidental de su distribución en el país, apuntó.

En declaraciones a la ACN, el biólogo explicó que entre las actividades a efectuar están adicionar cajas–nidos, investigar la ecología trófica (registros de alimentación, diversidad de la dieta, abundancia de especies vegetales y su disponibilidad), y realizar conteos, vigilancia y seguimiento de pichones.

Detalló que los cateyes, con anterioridad numerosos, han disminuido de manera sustancial en esta Reserva de la Biosfera, ya que de acuerdo con los reportes realizados por varios observadores los bandos NO sobrepasan los siete individuos; de ahí la necesidad de estos estudios que permitirán, además, determinar la población actual.

Cañizares señaló que la reducción de ejemplares constituye una preocupación, mucho más en esta región atípica de la geografía cubana, puesto que es uno de los pocos lugares de la nación donde la especie puede proliferar en zonas bajas.

Además, solo se reproducen en sitios muy aislados: una población lo hace en el extremo occidental, entre las zonas de Santo Tomás y El Vínculo, y el otro en el oriental, próximo al nacimiento del macizo montañoso Guamuhaya; razones suficientes para intensificar las acciones a favor de su protección y proliferación, dijo.

El Presidente de la Sociedad Cubana de Zoología precisó que el Aratinga euops, nombre científico del ave, vive en colonias, una de las causas que puede incidir en su rápido exterminio.

Al referirse a la cotorra cubana (Amazona leucocephala), especificó que a pesar de su reproducción en cautiverio en aras de perpetuar el género en el archipiélago antillano, sigue siendo amenazada por la caza ilícita y sus poblaciones resultan diezmadas en el medio natural.

La protección efectiva es muy difícil, si se tiene en cuenta que estos animales en peligro de extinción demoran aproximadamente tres meses para reproducirse, desde que anidan hasta que salen los pichones; por tanto, una persona dedicándose al comercio ilegal de esas especies puede perjudicar el trabajo de muchos años.

Cada cría en el llamado mercado negro puede alcanzar los 50 CUC, añadió el también Presidente del Capítulo Cubano de la Sociedad Mesoamericana para la Biología y Conservación.
Fecha:
Martes, 24 de mayo del 2016
Tomado de:
AIN

Sugerencias
Servicios
Cursos
Eventos
Sitios de interés
Enlaces