Noticias
   
 

Protección en zona de nidificación de las cotorras
Manicaragua. Villa Clara, (ACN)  El control de las personas que acceden al Paisaje Natural Hanabanilla, en Villa Clara, y la prohibición de quemar los restos de las cosechas, son algunas de las acciones que se ejecutan para proteger las cotorras cubanas en la etapa de nidificación.

Alexander Rodríguez Macid, especialista del área protegida, explicó a la ACN que  los meses de abril y mayo son cruciales para el buen desempeño reproductivo de las aves, porque en ese lapso comienza la puesta de los huevos e inician la incubación.

En este período, que se extiende hasta el mes de junio,  el control toma un carácter extremo, porque cuando los animales notan la presencia de extraños, abandonan el lugar para reproducirse en otros sitios del monte, añadió.

Luego, a finales de mayo y durante el sexto mes, se produce el nacimiento e inicio del vuelo de los polluelos, etapa propicia para el robo y saqueo de los nidales por los cazadores ilícitos, refirió.

Rodríguez Macid aseveró que la cotorra cubana está en peligro de extinción, por esa razón en las áreas protegidas se refuerza el cuidado de los ejemplares adultos y pichones.

Significó que entre las causas que conspiran contra el bienestar de los pájaros está la deforestación de las montañas que genera carencia de alimentos, y la poca disponibilidad de oquedades en las palmas donde criar y atender a sus descendientes.

Para contribuir a su recuperación se colocaron unos 40  nidos artificiales y abrieron casi 200 huecos en palmas secas y verdes, los que tuvieron buena aceptación entre la avifauna que requieren de estos orificios para reproducirse, aseveró.

Explicó el experto que en el macizo Guamuhaya de Villa Clara, están identificadas 11 especies de las 14 existentes en el archipiélago que requieren de huecos en los troncos de los árboles para procrear.

Esta situación resulta desfavorable para las cotorras, porque genera rivalidades por los orificios donde anidar, afirmó.

Reconoció que para reducir el riesgo mantienen  una fiscalización constante sobre el uso de las cavidades y el comportamiento competitivo del resto de las aves.

Josefa Fernández Guanche, especialista del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), en Manicaragua, explicó que el programa de reforestación de la serranía incluye árboles frutales.

Se priorizan especies tropicales de alta demanda entre las cotorras, como la guayaba, anón, mango y el cundiamor, entre otras, para que tengan seguro el alimento.

Este trabajo sistemático involucra a las 14 familias de campesinos que viven en los alrededores del área protegida, para garantizar la tranquilidad que necesitan estas aves para reproducirse, agregó.

Fecha:
Lunes, 18 de abril del 2016
Tomado de:
AIN

Sugerencias
Servicios
Cursos
Eventos
Sitios de interés