Una Tarea que incluye a todos

Miércoles, 11 de septiembre del 2019 / Fuente: Telecubanacán / Autor: Gricelys María Moreno García

Costa de Cuba

Desde hace décadas muchas instalaciones y viviendas se han levantado sobre las dunas, y ello ha contribuido a la destrucción y el deterioro de las playas. Como parte del plan de Estado se avanza en la proyección y ejecución de un conjunto de casas, a fin de proteger aquellas comunidades con peligro de vulnerabilidad, situadas en lugares cercanos al mar.

En estos momentos la capacitación es trascendental para seguir avanzando en la provincia; hay que seguir gestando proyectos en el desarrollo local para resolver afectaciones de menos envergaduras que se pueden mitigar.

La Planificación Física se concentra en tres líneas fundamentales de trabajo: reducir la exposición de los asentamientos humanos frente a los riesgos, aumentar la resiliencia de los asentamientos humanos y aplicar medios para reducir la vulnerabilidad basados en la naturaleza.

Las inundaciones costeras ocasionadas por la sobreelevación del mar y el oleaje, producidos por huracanes, frentes fríos y otros eventos meteorológicos extremos, representan el mayor peligro debido a las afectaciones que ocasionan sobre el patrimonio natural y el construído.

No existe Desarrollo Sostenible, si no se incluye la resiliencia urbana ante riesgos y cambio climático tal y como persiguen la Tarea Vida y la Nueva Agenda Urbana para Cuba. Las regulaciones territoriales y urbanísticas son básicas para ordenar y reducir vulnerabilidades, previo a la ejecución de medidas definitivas y más costosas.



Últimas noticias