Noticias
   
 

Mariana Saker Labrada: CON LOS MEDIOS LA PEDAGOGÍA SE ME MULTIPLICA
Licenciada en Educación en Literatura y Lengua Española, Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona, (1989) y Máster en Ciencias de la Comunicación, mención Periodismo, Facultad de Comunicación, Universidad de La Habana (2002), Mariana Saker Labrada es una comunicadora versátil y segura en la difícil rama de la tecnología y el medio ambiente.

Con una diversa preparación en cursos sobre el tema que la apasiona, lleva 27 años vinculada a los medios en la función  de informar y formar acerca del mundo que nos rodea, con buenas prácticas. En el Canal Habana, en vivo, con Magdiel y Sandra ofrece semana tras semana una lección de comportamiento ciudadano, mientras en el Canal Educativo lo hace con el espacio A tiempo.

No fue la casualidad lo que hizo que Mariana se inclinara por las ciencias, tuvo que ver su esposo un conocido y respetado científico cubano:

– ¿Por qué si estudiaste Literatura y Lengua Española te inclinaste a la tecnología y el medio ambiente?

Provengo de una familia de educadores en mi natal Camagüey y desde niña me encantaba dar clases a mis muñecas y sobre todo enseñarlesa leer y a escribir, por eso estudié esa carrera en Ciudad Libertad, que confieso me apasiona y me ha ayudado muchísimo en mi vida profesional.
En  mi interés por la ciencia y el medio ambiente mucho tuvo que ver mi esposo, el Dr.C Manuel Iturralde Vinent, geólogo cubano con quien llevo casada más de 30 años quien me fue motivando a conocer lo necesarias que son las ciencias en sus más diversas esferas, así como el desarrollo tecnológico para el estudio y comprensión de  los procesos y cómo estas tienen presencia en la vida cotidiana.

Luego cuando empecé a  trabajar como museóloga en el Museo Nacional de Historia Natural, que en ese entonces radicaba en el Capitolio, tuve que estudiar mucho sobre el origen del archipiélago cubano, la historia de las rocas, los fósiles, la fauna, la flora, los paisajes, las relaciones entre lo vivo y lo no vivo con los seres humanos, en fin conocer sobre medio ambiente y adentrarme en este mundo para poder explicarle a los visitantes con los que interactuaba.

– ¿Y al periodismo qué te llevó?

Precisamente mis facilidades para comunicarme, adquirido con mis estudios de pedagogía en literatura y lengua española, el trabajo como profesora, así como mi aprendizaje en el museo, me llevó a que me asignaran la tarea de Debía atender a los periodistas que acudían a realizar trabajos de promoción  de las actividades y descubrimientos científicos que iban realizando los investigadores que allí trabajaban y además empecé a participar en los medios de comunicación, con secciones primeramente en la radio cubana y luego en la televisión. Así descubrí mi segunda gran pasión, el periodismo, la comunicación, entre el conocimiento y la sociedad, no solo ofreciendo información sobre ciencia, tecnología y medio ambiente, sino también involucrando a los oyentes y televidentes. De allí entonces que comprendiera que para obtener las herramientas necesarias para poder comunicar mejor y llegar a toda la población y los diferentes públicos era necesario estudiar y prepararme, fue por eso que hice la maestría en Ciencias de la Comunicación en la mención periodismo y también obtuve la categoría de profesora auxiliar de la facultad de comunicación de la Universidad de la Habana.

– ¿Cuál fue el primer programa?

– Una sección sobre medio ambiente en Tengo algo que decirte en Radio Rebelde, bajo la dirección de Ramón Espigul y la conducción de Yosi Jiménez quienes me ayudaron mucho en este apasionante mundo de la radio, el que te confieso me encanta, allí interactuaba con los oyentes en vivo. Luego en la televisión me estrené con una sección sobre medio ambiente en Hoy mismo, conducido por Rosalía Arnaez quien fue para mí una gran escuela no solo en locución, sino en la manera de conducirme en la televisión, de interactuar con los televidentes porque también era un programa en vivo y llamaban de todo el país y las respuestas las tenía que dar durante el programa. Ambos espacios tenían una frecuencia semanal.

¿Recibiste algún curso de locución?

–No.

– Simultaneaste radio y televisión ¿te fue fácil?

Durante varios años tuve que simultanear radio y televisión, no creo me haya sido fácil, porque llevaba diversas temáticas en los dos medios: son diferentes y tiene variados públicos, por lo que a la hora de escoger los temas eran distintos y las maneras de decir e interactuar también, era todo un reto pues los oyentes y televidentes tenían sus intereses y eso me obligaba a tenerme que preparar bien porque lo que siempre he tenido claro es que el respeto a los que te oyen y te ven radica en la seriedad y veracidad en lo que dices, la preparación que tengas y la forma de proyectarte y actuar incluso en tu vida cotidiana. Tengo anécdotas que confirman cuánto las personas confían en lo que dices a partir de lo que haces.

– Llevas 27 años lidiando con los medios ¿Por qué?

–Desde que empecé en los medios comprobé que la carrera de pedagogía que estudié ahora se multiplicaba, pues llegaba a más personas lo que con otros temas. Saber les digo o muestro puede ayudar a los receptores del mensaje a comprender mejor los procesos de la ciencia y la tecnología y sobre todo a convivir de manera amigable con el medio ambiente, me satisface. Creo estar contribuyendo  poco a poco y discretamente con el mejoramiento de la sociedad aunque el camino es largo y escabroso y a veces te confieso me duele ver la indolencia, incomprensiones e inadecuado comportamiento de las personas ante su paso por la vida.

–  En A tiempo... estás desde el 2007, semana tras semana ¿de dónde sacas los temas?

–A Tiempo surgió como un programa de Cuba y para los cubanos y está dedicado a conocer la ciencia, la tecnología, la innovación y la conservación del medio ambiente con énfasis en el cambio climático. Ha sido un largo camino con retos y metas nuevas y en estos casi 12 años  que lleva al aire ha tenido diversas secciones y temáticas, pero siempre el plato fuerte es la entrevista. Los temas los busco consultando con los especialistas y expertos, leyendo literatura especializada, participando en eventos científicos, visitando instituciones y sociedades científicas, encuentros con los líderes de proyectos internacionales científicos y ambientales, las propias instituciones y científicos me llaman para pedir que les haga un programa y a veces también en las conferencias de prensa en las que participo. Pero sobre todo teniendo en cuenta a las personas que me escriben y me llaman con sus intereses, realmente es bastante movido y agotador pero gratificante.

– Buenas prácticas por cuenta propia, del Canal Habana tiene que  ver más con educación ciudadana ¿Por qué abriste el diapasón?

– La ciudadanía cubana tiene que ser escuchada y debe contar con espacios que los ayuden a pensar y a actuar a partir  de sus propias dificultades y saberes. A través de correos electrónicos y postal, llamadas, telefónicas y visitas al propio canal o en la calle me llegan las solicitudes e inquietudes. Cada salida al aire es un encuentro con los ciudadanos, lo considero una gran responsabilidad pero a la vez una satisfacción, el mostrarles el camino a seguir para mejorar su calidad de vida, cómo actuar  y sobre todo a quien acudir o llegar para que sus problemas sean resueltos o por lo menos atendidos, y la responsabilidad de los que toman decisiones y dirigen para los que también llega una mirada de alerta de la sección. La relación con Magdiel, Sandra y Amada es vital, pues somos cómplices y excelentes amigos comprometidos con la sección al igual que todo el colectivo del programa, los que también aportan temas y me cuentan sus experiencias y avatares para que los ayude a encontrar el camino a seguir.

– ¿Qué características debe tener un conductor de un programa sobre
tecnología, medio ambiente y...buenas prácticas?

 –Para hablar sobre ciencia, tecnología, medio ambiente y de buenas prácticas hay que, 
primeramente, prepararse muy bien en los temas que se van a abordar, 
consultar a los especialistas y leer la literatura que ellos 
recomiendan. Además hay que tener mucho compromiso, veracidad, respeto, 
entrega, sensibilidad, amor, y saberlo decir con creatividad, frescura, 
buena pronunciación, despacio, enfatizando los asuntos más relevantes.

–  ¿Cómo valoras el tratamiento de esos temas en la radio y la Tv?

–Aunque hay programas de radio y televisión en todo el país que tratan estos temas, considero que aun es insuficiente, pues la ciencia, la tecnología y el medio ambiente están presentes en todas las esferas de la vida y deben ser transversales. Pienso que no solo los periodistas del círculo de periodismo científico de la UPEC deben ser los que se preparen en estos temas sino también periodistas que aborden otras áreas, así como realizadores, diseñadores, editores, asesores, directores de programas y noticias y también los directivos. El país es de todos y los medios de comunicación  deben tener la honrosa y bella misión de llevar la información y  el conocimiento de una forma atractiva y veraz.
Fecha:
Lunes, 25 de febrero del 2019