Noticias
   
 

La catarata es la principal causa de ceguera en Cuba
Habana, 7 ago.– Asociada, fundamentalmente, a los cambios que el envejecimiento produce, la catarata, sigue siendo la principal causa de ceguera en Cuba, donde el 20,1 % del total de la población supera los 60 años de edad.

La doctora Carmen Padilla González, especialista en Bioestadística y Máster en Economía de la Salud y Administración Pública, del Instituto Cubano de Oftalmología Ramón Pando Ferrer, en la capital, precisó a la Agencia Cubana de Noticias que el año precedente se realizaron en el país más de 36 mil cirugías de catarata.

Esta dolencia se incrementará aún más con el aumento de la expectativa de vida de los cubanos, si se tiene en cuenta que según cálculos de instituciones nacionales para 2025, uno de cada cuatro habitantes tendrá seis décadas o más.

También jefa del departamento de Registros Médicos del  “Pando Ferrer”, Padilla González encabezó una encuesta nacional que abarcó una muestra de cuatro mil habitantes mayores de 50 años, en 112 consultorios del Médico y Enfermera de la Familia en todo el país.

En opinión de la especialista, esa indagación tuvo como principal dato interesante que por primera vez se incluyeron personas con retinopatía diabética, y su objetivo era determinar las tasas de prevalencia de ceguera y de discapacidad visual moderada y grave.

Hasta ahora el único tratamiento para la catarata es el quirúrgico, por  lo tanto, es importante que las personas acudan a los hospitales, alertó Padilla González.

La encuesta demostró que para ello se necesita que las personas mayores, sobre todo aquellas que sobrepasan los 80 años de edad, cuenten con un apoyo social y familiar para lograr acceder a los servicios de Salud.

Se trata de alcanzar la interdisciplinariedad de los servicios con la Atención Primaria de Salud, y los vínculos entre los tres niveles de atención para que los servicios oftalmológicos lleguen a todas las personas del país, explicó.

Desde 1999 Cuba comenzó una estrategia destinada a la prevención de la ceguera, adscrita a la iniciativa 20–20 de la Organización Mundial de la Salud, que consiste en una reducción notable del número de personas con discapacidad visual en la Isla y en el mundo.  

La experta  destacó que las técnicas de facoemulsificación se han incrementado y en 2017, el 35 % de las cirugías de catarata se realizaron por ese método.

Anunció que existe un proyecto relacionado con la cirugía bilateral para que al paciente, en un solo acto quirúrgico, se le operen los dos ojos, con lo cual en menos tiempo se puede reincorporar a su vida laboral y social.

Esa técnica necesita una selección adecuada de los pacientes,  porque los de alto riesgo no pueden ser sometidos a ella, aclaró la doctora Padilla González. (ACN) (Foto: http://www.trabajadores.cu)
Fecha:
Martes, 7 de agosto del 2018

Sugerencias
Servicios
Cursos
Eventos