Ganar la batalla a la COVID-19 sigue demandando del accionar de todos

Viernes, 25 de septiembre del 2020 / Fuente: Granma

Cuba continúa poniendo todo su empeño en seguir salvando vidas y controlar la transmisión de la COVID-19. Foto: Estudios Revolución.

En medio de un complejo contexto internacional, donde más de 31 millones de personas han sido diagnosticadas con la COVID-19 y la cifra de fallecidos supera los 970 000, Cuba continúa poniendo todo su empeño en seguir salvando vidas y controlar la transmisión de una enfermedad que, desde hace más de seis meses, cambió la cotidianidad del país y ha impuestos nuevos ritmos de trabajo en todos los escenarios.

De ahí que, también este jueves, y como ya resulta habitual desde que en el pasado mes de marzo se confirmaran en la Mayor de las Antillas los primeros pacientes positivos con la enfermedad, la situación epidemiológica nacional estuvo en el centro de los análisis de la reunión vespertina del grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus, encabezada por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Acerca del comportamiento de los eventos de transmisión local y controles de focos activos, asunto que se sigue con precisión meridiana en estos encuentros, la viceministra de Salud Pública, Regla Angulo Pardo, informó que en las últimas horas se cerraron tres eventos de transmisión local en La Habana: dos en el municipio de Diez de Octubre y uno en Boyeros.

A su vez, se decidió abrir uno nuevo en el consejo popular Luyanó, del habanero municipio de Diez de Octubre, que en la pasada jornada había reportado ocho casos positivos y donde al momento de la reunión se acumulaban 22. De las 752 personas que se ha definido como universo a pesquisar, puntualizó Angulo Pardo, ya se han estudiado 406 y detectado 118 contactos.

De esta manera, en el transcurso de toda la epidemia en el país han sido abiertos un total de 87 eventos de transmisión local, de los cuales permanecen activos 18.

Precisamente sobre La Habana, provincia donde se habían confirmado 420 casos en las dos últimas semanas y hasta este jueves tenía activos 117 controles de focos en sus 15 municipios, el gobernador Reinaldo García Zapata puntualizó que el nuevo evento de transmisión local en cuarentena que se abre en la jornada se estuvo trabajando desde días anteriores a partir de tres controles de focos.

Como un elemento sobre el cual se debe seguir prestando atención, consideró el hecho de que 20 de las 22 personas que se habían confirmado allí con la enfermedad eran asintomáticas al momento de su detección. Esta realidad, dijo, nos reafirma la efectividad de la pesquisa en los lugares de alto riesgo, como es el caso de Diez de Octubre.

Aseguró, además, que en las próximas 72 horas debe completarse el estudio a la totalidad del universo de población que se ha definido en ese evento. Según refirió, en el lugar se han adoptado las medidas correspondientes al actual escenario, lo cual debe contribuir a que en lo adelante el evento no muestre mayores complejidades.

Desde Ciego de Ávila, territorio donde este jueves se reportaron 23 nuevos casos, pertenecientes al municipio cabecera y al de Baraguá, el gobernador Tomás Alexis Martín Venegas dio a conocer que se mantenían ingresadas 199 personas confirmadas con la enfermedad, 192 de ellas en instituciones médicas de Camagüey y 7 en el avileño municipio de Morón.

Con 252 pacientes en los últimos quince días, la provincia muestra una tasa de incidencia por cada cien mil habitantes de 57,66, la mayor del país al cierre de las últimas dos semanas. Al decir de Martín Venegas, allí se mantenían cinco eventos de transmisión local abiertos y con el nuevo control de foco abierto durante la jornada en el municipio Baraguá, sumaban 23 los hechos de este tipo activos en la provincia.

Según detalló al grupo temporal, en el día se habían pesquisado 238 787 personas, lo que representa el 54,3% de la población avileña. Este es un tema –reconoció- en el cual debemos trabajar con mucha más intensidad.

Justamente hacia esos asuntos están encaminadas las principales acciones en estos momentos en la provincia, donde continúa el equipo de trabajo del Ministerio de Salud Pública, encabezado por su titular, José Angel Portal Miranda, quien afirmó que en las últimas horas ha sido la pesquisa uno de los aspectos que se ha trabajado con mayor intensidad, pues los análisis realizados indicaban que es algo que “no andaba bien”.

En tal sentido, ratificó que se seguirá reforzando no solo la participación del personal de la Salud, sino además de todos los factores de la comunidad, para juntos contribuir a la identificación de personas de riesgo, sospechosos, o quienes puedan padecer de síndromes respiratorios.

Portal Miranda destacó, además, que en las últimas jornadas se ha dado especial seguimiento al programa de preparación que se lleva a cabo con todo el personal de la Salud para el tratamiento de los focos y eventos, así como la realización de las encuestas epidemiológicas. El trabajo minucioso en los focos resulta vital para lograr su cierre, a partir de acciones que sean más oportunas y tengan una mayor eficacia, reflexionó.

Una mirada particular se dio también este jueves a la situación epidemiológica de Matanzas, territorio que suma 74 pacientes confirmados con la COVID-19 en los últimos 15 días, y al cierre de la reunión no reportaba casos graves ni críticos.

El escenario más complejo en estos momentos, explicó el gobernador Mario Sabines Lorenzo, se concentra en las obras constructivas del turismo, en el municipio de Cárdenas, donde se acumulaban 66 personas diagnosticadas. Dijo que se continúa avanzando en el estudio del universo definido, que en dependencia de la confirmación de nuevos casos podría irse incrementando.

A la vez, comentó, persiste la toma de muestras PCR en grupos de riesgo asociados a este evento, como es el caso de directivos, técnicos y diversos trabajadores de las empresas de la construcción, contratistas y otros que han estado en contacto con alguna de las personas que han resultado positivas.

Estas acciones, unido a la pesquisa intencionada que se realiza en toda la provincia, explicó Sabines Lorenzo, hacen que mantengamos un elevado número de habitantes en aislamiento. Al momento de su intervención, aseguró que entre pacientes positivos y sospechosos de alto riesgo se encontraban ingresadas 159 personas y otros 769 contactos permanecían en centros de aislamiento.

Si bien estas tres provincias son las que mayores casos positivos han confirmado durante los pasados 15 días en Cuba, desde el grupo temporal de trabajo –donde además participó el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, y que dirigió el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz- este jueves se continuó la evaluación minuciosa de todo el territorio nacional.

Como parte de esta dinámica de trabajo, que ha permitido un diálogo constante con los territorios, en esta sesión informaron también las autoridades gubernamentales de Artemisa, donde se mantiene un evento de transmisión local activo, en el municipio de San Cristóbal, que desde hace 12 días no reporta nuevos casos; de Sancti Spíritus, provincia que refuerza el control epidemiológico en todo su territorio, sobre todo en los municipios de Jatibonico y Trinidad; así como de Camagüey, que este jueves tuvo un paciente positivo y mantiene rigurosas acciones en los dos controles de focos que permanecen activos.

La batalla en Cuba sigue siendo por preservar las vidas, y en ese empeño, no basta solo con el esfuerzo del Gobierno y el personal de la Salud, revertir la compleja situación epidemiológica que hoy vivimos continúa demandando del accionar de todos.



Últimas noticias