Noticias
   
 

El Día de la Tierra, el día de todos
El Día de la Tierra o de la Madre Tierra se celebra cada año el 22 de abril y fue celebrado por primera vez por las Naciones Unidas en 1970, siguiendo las intenciones del movimiento ambientalista de Estados Unidos.

Entre enero y febrero de 1969, en Santa Bárbara, California, se produjo uno de los desastres ambientales más graves en Estados Unidos, causado por el derrame de petróleo de un pozo de la Unión Petrolera, este hecho sirvió para llamar la atención de la opinión pública sobre la situación de nuestro planeta.

En más de 45 años, el Día de la Tierra ha contribuido significativamente a las iniciativas ambientales en todo el mundo que, en 1992, condujeron a la organización en Río de Janeiro de la llamada Cumbre de la Tierra, la primera conferencia mundial de Jefes de Estado sobre el medio ambiente.

El Día de la Tierra, el día de todos (+Fotos, Video y Twits)

En ese momento el líder de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz, pronunció un histórico discurso donde señala algunas de las amenazas fundamentales a las cuales se exponía y expone el planeta sino se hace un uso sostenible y adecuado de los recursos.

En sus palabras dijo:

“Es necesario señalar que las sociedades de consumo son las responsables fundamentales de la atroz destrucción del medio ambiente. Ellas nacieron de las antiguas metrópolis coloniales y de políticas imperiales que, a su vez, engendraron el atraso y la pobreza que hoy azotan a la inmensa mayoría de la humanidad.

“Con solo el 20 por ciento de la población mundial, ellas consumen las dos terceras partes de los metales y las tres cuartas partes de la energía que se produce en el mundo. Han envenenado los mares y ríos, han contaminado el aire, han debilitado y perforado la capa de ozono, han saturado la atmósfera de gases que alteran las condiciones climáticas con efectos catastróficos que ya empezamos a padecer”.

Desde entonces, el Día de la Tierra también se ha convertido en una oportunidad para difundir información científica y concienciar a la gente sobre los riesgos que plantea el calentamiento global y las soluciones que se pueden adoptar para combatirlo.

El Día de la Tierra, el día de todos (+Fotos, Video y Twits)

En la gran Casa Verde: educación y cambio climático

El cambio climático es una de las mayores amenazas para el desarrollo sostenible en todo el mundo y es consecuencia de las acciones insostenibles de la humanidad, que tienen implicaciones directas en la vida de las generaciones futuras.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París fomentan la cooperación internacional entre las partes sobre educación, formación, concienciación pública, participación pública y acceso público a la información sobre el cambio climático.

Lea más:

49 logros medioambientales desde el primer Día de la Tierra

Discurso de Fidel Castro en Conferencia ONU sobre Medio Ambiente y Desarrollo, 1992

La ONU anuncia que el 23 de septiembre de 2019 se celebrará la Cumbre del Clima, organizada por el Secretario General António Guterres, para hacer frente al cambio climático y acelerar la implementación del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

El Día de la Tierra, el día de todos (+Fotos, Video y Twits)

El planeta Tierra tiene una velocidad de renovación de sus recursos infinitamente más lenta que la propia vida humana y hasta del ser humano como especie en la mayoría de los casos. Así, podemos pensar que al petróleo o al gas que demoraron millones de años en generarse, los consumimos en unos pocos días generando electricidad, motorizando los medios de transporte, fabricando plásticos, etc. Algo similar ocurre con los minerales.

A los depósitos de metales y sales que la Tierra demoró de miles a millones de años en formar tal como nosotros los conocemos, los explotamos, industrializamos y utilizamos en inmensos volúmenes en pocos días y no siempre conscientemente.

El uso de los recursos naturales es indispensable para nuestro progreso, pero debe hacerse de una manera responsable y siendo conscientes de las consecuencias de nuestras acciones. No se trata de detener toda obra u actividad económica para conservar la Tierra intacta y ser como éramos hace unos 40.000 años en los inicios de nuestra especie, sino más bien de optimizar al máximo los volúmenes que se extraen.

¿Cómo hacer un uso más eficiente de los recursos naturales?

La gestión integral de los recursos involucra el conocimiento técnico sobre los recursos naturales, los diferentes actores públicos y privados de la sociedad, el espacio en el que se desarrollan nuestras actividades y sus impactos y el tiempo de variación de la oferta y demanda de recursos.

La misma es compleja, pero asegura no solo su acceso equitativo a toda la población para su bienestar y desarrollo sino también la salud de nuestra Tierra y todos los otros habitantes con los que la compartimos.

En los últimos 40 años, alrededor de 30% de las regiones naturales del planeta se han venido deteriorando de manera irreversible, período durante el cual se ha incrementado la presión humana sobre los recursos naturales y el ambiente hasta en 50%.

Cada segundo media hectárea de bosques es destruida, las emisiones globales de dióxido de carbono sumaron en 2015 alrededor de 32 mil millones de toneladas, doblando la cantidad que se registró en 1950, y todavía más de 4 mil millones de seres humanos carecen de agua potable.

Acuerdos mundiales para salvar al planeta

La Comunidad Internacional reconoce este día la importancia de salvar el Planeta, a continuación algunos de los acuerdos mundiales para concebidos para ello:

    Convención para la protección de la Flora, de la Fauna y de las bellezas escénicas naturales de los países de América (Washington,1941) que persigue conservar las especies y géneros de la flora y fauna americana, para evitar su extinción.
     
    Convención sobre la Pesca y Conservación de los Recursos vivos de la Alta Mar (1961), sobre la base de la cooperación internacional, que persigue regular la explotación de los recursos vivos de Alta Mar.
     
    Convención relativa a los Humedales de Importancia Internacional (RAMSAR, 1971) procura asegurar la conservación de los humedales, su flora y su fauna, armonizando las políticas nacionales previsoras mediante una acción internacional coordinada.
     
    Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (1977) donde se adoptan medidas encaminadas a proteger la flora y la fauna silvestre, mediante la cooperación internacional.
     
    Convención sobre la Prohibición de Desarrollo y Almacenamiento de Armas Bacteriológicas Tóxicas (1978) que busca lograr progresos efectivos hacia un desarme general y completo que incluya la prohibición y eliminación de todos los tipos de armas de destrucción en masa.
     
    Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (1973/1979) que considera a la fauna y la flora como elementos irremplazables de los sistemas naturales de la tierra, y busca protegerlos de la explotación comercial, para las generaciones presentes y venideras.
     
    Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono (1985) que busca proteger la salud humana y el ambiente de los efectos adversos resultantes de las modificaciones de la Capa de Ozono.
     
    Protocolo de Montreal Relativo a Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono (1987), con el cual se adoptan medidas preventivas para controlar equitativamente el total de emisiones mundiales de las sustancias que la agotan, con el objetivo final de eliminarlas.
     
    Convenio de Basilea sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de los Desechos Peligrosos y su eliminación (1989), que persigue la protección de la salud humana y el ambiente contra los efectos nocivos que pueden derivarse de la generación y manejo de los desechos peligrosos y otros desechos.
     
    Convención para la protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural (1990), que establece un sistema eficaz de protección colectiva del patrimonio cultural y natural de valor excepcional.
     
    Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (1992), que establecer las concentraciones atmosféricas sobre gases de Efecto Invernadero, a niveles que impidan que las actividades humanas afecten peligrosamente el sistema climático mundial.
     
    Declaración de Río sobre Desarrollo y Medio Ambiente (1992) que establece una alianza mundial para impulsar nuevos niveles de cooperación entre los Estados, los sectores claves de la sociedad y las personas.
     
    Convención Internacional sobre la Diversidad Biológica (1994) que busca la utilización sostenible de los recursos biológicos y una participación justa y equitativa de los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos.
     
    Protocolo de Kioto (1997), derivado de la Tercera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, e incluye un acuerdo entre las partes para el control de la emisión de gases que incrementan el efecto invernadero.
     
    Convención Internacional para la Lucha contra la Desertificación (1998), que establece un marco para que los programas nacionales, subregionales y regionales combatan la degradación de las tierras secas, que incluyen las praderas semiáridas y los desiertos.
     
    Acuerdo de París (2015), derivado de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y establece medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a través de la mitigación, adaptación y re

Y en el 2009, a petición de Bolivia, la ONU fijó el 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra en "reconocimiento de que la Tierra y sus ecosistemas sustentan nuestras vidas".

No hay que olvidar que todo comienza por el granito de arena que cada uno sea capaz de aportar porque, como dijo Mahatma Gandhi, “tú debes ser el cambio que desea ver el mundo” y qué mejor regalo en su Día Internacional que cuidar la Tierra para que sobreviva mucho más!

Fecha:
Lunes, 22 de abril del 2019
Tomado de: