Desde mañana jornada científica para niños y adolescentes asmáticos

Miércoles, 28 de agosto del 2019 / Fuente: AIN / Autor: Iris Armas Padrino

Jornada científica para niños asmáticos en el hospital infantil Juan Manuel Márquez

Con una jornada científica este jueves y viernes será celebrado el aniversario 22 de la Escuela para niños y adolescentes asmáticos, padres y maestros, creada en 1997 en el hospital pediátrico Juan Manuel Márquez, en la capital.

En esa institución, sede del encuentro, se reunirán alergólogos, pediatras, fisiólogos, psicólogos, especialistas en Medicina Natural y Tradicional, entre otros, explicó a la Agencia Cubana de Noticias la doctora Dania Fabré Ortiz, especialista de II Grado en Alergología y Coordinadora del curso.

La Profesora Consultante y fundadora del programa educativo, precisó que la asistencia a la Escuela es libre para todos los interesados el 29 y 30 de agosto de 9 a.m. a 12 del día en el Salón Verde, tercer piso del referido hospital pediátrico.

Su objetivo es educar a pacientes y familiares para aprender a controlar el asma y allí se enseñan temas relacionados con las características de la enfermedad, medicamentos empleados, la técnica inhaladora, e identificar las alteraciones emocionales, entre otros aspectos.

Desde su inicio se han realizado 61 cursos en los cuales participaron dos mil 470 pacientes y familiares, 120 médicos y 185 profesores de educación física que laboran en escuelas y áreas terapéuticas de La Habana, explicó la también Máster en Epidemiología.

Este programa educativo fue merecedor del Premio XIII Fórum Nacional de Ciencia y Técnica, en el 2000 y Premio Nacional Alergología 2001, además de ser presentado como experiencia en diferentes eventos científicos internacionales de la especialidad, aseveró la doctora Fabré Ortiz.

Según expertos uno de los padecimientos con mayor prevalencia a nivel global continúa siendo el asma, y el origen de esa enfermedad del sistema respiratorio es complejo e involucra la inflamación, obstrucción intermitente e hiperreactividad de las vías respiratorias y las mayores complicaciones las enfrentan los niños.

Esta iniciativa se ha extendido en el territorio nacional y constituye un referente para los países de la región.

A 22 años de puesta en funcionamiento tiene una repercusión positiva desde el punto de vista de los costos, ya que los infantes redujeron su asistencia a los cuerpos de guardia de los centros asistenciales, así como los ingresos en los hospitales.

Además la connotada alergóloga se refirió al dolor que significa tener un familiar asmático, aspecto que ha mejorado ostensiblemente con los pacientes de la escuela a través de todos estos años.

Aclaró la especialista que cuando una persona sufre de asma, aumenta su frecuencia respiratoria y entran a trabajar una serie de músculos que normalmente no lo hacen, lo cual significa un gasto extra de energía por parte del organismo.

Por tal motivo insistió en la importancia de tener el cuerpo preparado para enfrentar una crisis, y el entrenamiento físico ayuda al paciente a afrontarla, enfatizó.



Últimas noticias