Noticias
   
 

Apuesta Cuba por desalinización de agua para paliar la sequía
La HabanaCuba reconoce en la desalinización de agua de mar una alternativa que llega para quedarse, en medio del escenario de sequía por la cual atraviesa el país desde hace tres años, destacaron funcionarios del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

En comparecencia en el programa televisivo Mesa Redonda, Ricardo Limias, director de Inversiones de ese organismo, se refirió a dicha opción, insertada en un programa a mediano y largo plazos, en busca de incrementar la disponibilidad del líquido en la nación.

Según el funcionario, esa tecnología se usa actualmente en el turismo y la industria, y existe un plan para extenderla hacia los asentamientos donde hay mayor déficit de agua.

Detalló que aparejada a la planta que se instala en Santiago de Cuba –provincia con mayor afectación por la sequía– se prevé colocar otras cinco en Guamá, perteneciente a ese territorio oriental.

Añadió que el plan correspondiente a 2017 también contempla el montaje de equipamientos similares en el municipio capitalino de Guanabo, y en Cauto Cristo, de Granma, mientras están previstas otras dos en polos turísticos de Villa Clara y Cayo Coco, en Ciego de Ávila.

Limias aseguró que, además de garantizar agua para el consumo humano, las plantas desalinizadoras motivan la disminución de la explotación de acuíferos, la posibilidad de un tratamiento integral del líquido, la diversificación de las fuentes, además de su expansión en el uso industrial y de los servicios.

Inés María Chapman, presidenta del INRH, comentó acerca de otras estrategias en el país para enfrentar la situación de escasez de los recursos hídricos en la Isla, cuyos 242 embalses solo acumulan un 38 % de su capacidad total.

Entre los 11 programas desarrollados por ese organismo destacan los asociados a la mejoría de las redes de abasto y saneamiento, la construcción de trasvases, plantas potabilizadoras y de tratamiento de residuales, la perforación de pozos y la gestión integral de las cuencas hidrográficas.

Según la funcionaria, hoy se pierden en la conducción tres mil 400 millones de metros cúbicos de agua, de los cuales mil 600 son recuperables a través de diferentes acciones.

Agregó que las directrices, en ese sentido, se concentran en disminuir los índices de fugas al interior de las viviendas, así como también en la rehabilitación de conductoras y redes, el metraje y la actualización de tarifas para regular el consumo e incentivar la cultura del ahorro en los sectores estatal y residencial.

En La Habana, desde 2011, se ejecutan estrategias que contemplan la restitución de antiguas redes de acueducto, la supresión de salideros en grandes conductoras, la interconexión de sistemas, el análisis de fuentes alternativas a partir de la desalinización de agua y la hidrometría.

Javier Toledo, delegado del INRH en la capital, informó que en los últimos cinco años, se invirtieron más de 225 millones de pesos, propiciando la conclusión de 217 obras, la rehabilitación de más de 135 kilómetros de conductoras, 550 kilómetros de redes de acueducto y 62 kilómetros de redes de alcantarillado.
Fecha:
Viernes, 7 de abril del 2017

Sugerencias
Servicios
Cursos
Eventos
Sitios de interés
Enlaces