Noticias
   
 

Academia de Ciencias de Francia reconoce a sus pares de todo el mundo
París, 27 sep (PL) Al celebrar el aniversario 350 de su fundación, la Academia de Ciencias de Francia entregó hoy una medalla conmemorativa a representantes de sus homólogas de todo el mundo, en acto solemne celebrado en el emblemático Museo del Louvre.

La ceremonia, a la que asistieron directivos de más de 50 academias de todas las regiones del planeta, fue la ocasión para resaltar el valor y el aporte de la ciencia al progreso de la humanidad, así como la necesidad de estrechar más los vínculos colaboración y convergencia en la investigación, según relataron varios de los oradores.

Por Cuba, recibieron el reconocimiento el vicepresidente de la Academia de Ciencias y asesor científico del Consejo de Estado, Fidel Castro Díaz–Balart, y el director y secretario de Relaciones Internacionales de la Academia, Sergio Jorge Pastrana.

Al inaugurar la jornada de celebración, el presidente de la Academia de Ciencias de Francia, Bernard Meunier, enfatizó la significación de la cita como muestra de la confianza del mundo en la ciencia.

Los invitados internacionales firmaron además una declaración titulada Ciencia y Confianza, en la cual expresaron el compromiso de volcar la investigación hacia el beneficio de las poblaciones y el enfrentamiento de desafíos globales como el cambio climático.

Entre los oradores del evento, sobresalió Lamberto Maffei, vicepresidente de la Academia Nacional de Ciencias de Lincei, Italia, la institución de este tipo más antigua en el planeta, creada en 1603.

También tomó la palabra el presidente de Francia, Franois Hollande, quien recordó que desde la fundación de la República francesa, el lazo entre ciencia y estado ha sido muy estrecho y cultivado constantemente.

De acuerdo con el mandatario, Francia y todos los países necesitan más que nunca confianza en la vitalidad, la creatividad y en la fuerza de la investigación, por lo cual ese trabajo constituye la base del presente y el futuro.

'El mundo los necesita para transmitir a las generaciones futuras el espíritu crítico, pero también el deseo insaciable de descubrir', afirmó.

En este sentido, enfatizó que la labor de las academias es esencial en la actualidad para 'difundir el mensaje de la ciencia, de todo lo que ella produce, transforma y aporta a la humanidad, por eso el espíritu científico debe ser transmitido en escuelas, universidades y en toda la sociedad'.
Fecha:
Martes, 27 de septiembre del 2016
Tomado de:

Sugerencias
Servicios
Cursos
Eventos
Sitios de interés