Mayor responsabilidad y disciplina ante complejidad del escenario epidemiológico

Martes, 11 de agosto del 2020 / Fuente: Radio Cadena Agramonte

Reunión vespertina del grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus

La Habana, 11 ago.- Es un hecho, las cifras de pacientes confirmados a la Covid-19 en Cuba durante las últimas jornadas no son favorables. Con el reporte este lunes de 93 nuevos casos positivos se evidencia en el país la cifra más alta para un día desde el inicio de la epidemia el pasado 11 de marzo, superior incluso a las 74 personas diagnosticadas el 1ro de mayo.

“Esos son números que preocupan”, reflexionó el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al encabezar, junto al primer ministro Manuel Marrero Cruz, la habitual reunión vespertina del grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus. Del riguroso trabajo que se realice dependerá que no superemos el momento más crítico que se tuvo en abril, durante el enfrentamiento a la epidemia, consideró.

Al reflexionar respecto al actual escenario que vive el país, el Jefe de Estado valoró que en la mayor parte del territorio nacional –excepto en La Habana y Artemisa-, “existe una situación estable, con resultados exitosos en el enfrentamiento a la Covid-19”.

Las medidas que se adoptaron durante la pasada semana, puntualizó, “no pueden dar resultado visible de inmediato”, pues el número de casos que en las últimas jornadas se reportan corresponden a pacientes que desde hace días habían sido detectados, en su mayoría, como contactos de contactos, lo cual evidencia un adecuado trabajo en ese sentido.

Los análisis que se han realizado, buscando correlaciones entre los más recientes eventos ocurridos, explicó, demuestran que cuando no se adoptan todas las medidas necesarias y el comportamiento social viola lo establecido, sobre todo en lugares con aglomeración de personas, se producen brotes que después se convierten en eventos, y sin un adecuado seguimiento provocan que se multipliquen en otros lugares.

Y además, insistió Díaz-Canel, estos sucesos tensionan un grupo de esfuerzos e implican la necesidad de trabajar con recursos de los cuales no tenemos todas las disponibilidades necesarias en la situación que atraviesa el país.

De ahí su llamado de atención a todos los ciudadanos para evitar la realización de actividades festivas que impliquen aglomeración de personas, incluso familiares, para poder seguir avanzando en la contención de la enfermedad y, según vayan ocurriendo menos casos, continuar profundizando en cada una de las fases previstas en la etapa de recuperación.

El éxito que logremos en el actual escenario dependerá de la efectividad con que se apliquen las medidas institucionales y la manera en que cada uno de nuestros compatriotas las asuma, con un comportamiento social disciplinado, cívico y decente, concluyó el mandatario.

Justamente la conducta irresponsable de algunos es lo que ha provocado que en la actualidad, según daba cuenta en la reunión el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, permanecieran ingresadas tres mil 831 personas para la atención y vigilancia asociado a la Covid-19, cifras que han ascendido en las últimas jornadas.

El titular detalló, además, que si bien el domingo se procesaron cuatro mil 267 muestras PCR, el número más elevado de estos estudios que se ha realizado en el país en un día desde que fueron confirmados los primeros casos positivos, también se detectaron 22 personas -la mayor cantidad que se contempla en estos momentos- en las que no ha sido posible aún precisar su fuente de infección.

Tal realidad no solo respalda la actual dispersión que manifiesta el virus, sino que se convierte también en un gran reto epidemiológico para el país, fundamentalmente para la capital, donde se concentran las mayores cifras de pacientes diagnosticados con la enfermedad.

Por ello el énfasis puesto por el gobernador habanero, Reinaldo García Zapata, en la prioridad con que en la provincia se atiende cada uno de los focos y eventos activos. En tal sentido, recordó que de los 11 eventos de transmisión local que en estos momentos se encuentran abiertos en el país, siete corresponden a municipios capitalinos: tres en Habana del Este; dos en La Lisa; así como uno en Marianao y otro en Playa. En todos ellos se realiza una evaluación constante y se extreman las medidas de aislamiento, precisó.

Asimismo, aseguró que persiste el seguimiento riguroso en los controles de focos activos en 12 de los 15 municipios de la provincia.

Explicó al grupo temporal de trabajo acerca de las acciones realizadas para incrementar las capacidades en instituciones hospitalarias y centros de aislamiento para sospechosos y contactos, teniendo en cuenta el aumento en el número de casos de las pasadas jornadas.

Durante el fin de semana, aseveró, comenzaron a acondicionarse también el hospital de la Universidad de Ciencias Informáticas, donde se habilitaron 170 capacidades para confirmados asintomáticos, y el hospital “Julio Díaz”, con 225. Ambas instituciones médicas, especificó, se reincorporarán a la estrategia de hospitalización y se suman a las capacidades que continuaban activas en el Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí”, el Hospital Militar “Doctor Luis Díaz Soto” y el” Salvador Allende”.

De igual manera, dijo que se dispusieron cuatro nuevas instalaciones como centros de aislamiento para sospechosos de bajo riesgo y otras siete para ingresar a contactos de pacientes confirmados.

A partir de las decisiones adoptadas al final de la pasada semana, refirió que se continúan implementando todas las medidas correspondientes a la etapa de transmisión autóctona limitada de la enfermedad, las cuales han tenido muy buena aceptación entre la población. Recordó que también este lunes se hizo efectiva la paralización del transporte urbano y se reforzaron las acciones en los 14 puntos de control de acceso a la provincia, tanto internos como externos, con la participación del Ministerio del Interior, los compañeros de Salud Pública y de Transporte.

La implementación de las medidas ha ido fluyendo como se había previsto y en dependencia del comportamiento de la situación se irán adoptando las acciones correspondientes, subrayó.

Desde Artemisa, el otro territorio de mayor complejidad epidemiológica en la actualidad, el gobernador Ricardo Concepción Rodríguez enfatizó que se trabaja de manera rigurosa para evitar una mayor propagación de la enfermedad en momentos en que los eventos de transmisión local abiertos en el municipio de Bauta mantienen una estabilidad y tienden a su control.

El principal evento que tenemos en estos momentos activo en la provincia, puntualizó, es el de la Empresa de Construcción y Montaje, perteneciente a la Zona Especial de Desarrollo Mariel, y donde se ha estado detectando la mayor cantidad de casos positivos, con dispersión hacia ocho municipios.

Aseguró que hasta el momento en ninguna de las otras empresas de la Zona se han diagnosticado casos y en ellas se adoptan medidas que permiten garantizar la sostenibilidad en actividades que son imprescindibles para la economía del país.

Al intercambiar con las autoridades artemiseñas a través de viodeoconferencia, el Primer Ministro reflexionó sobre la importancia de “no bajar la guardia en el territorio, independientemente de la evolución favorable que presenta la situación generada en el municipio de Bauta”.

“No se apuren, y sigan controlando la situación, con todas las medidas restrictivas que han adoptado en la provincia. Hay que mantener el mismo trabajo con la población para elevar la percepción de riesgo, como si estuviéramos todavía al inicio del primer evento de Bauta”, instó.

Más adelante en la reunión, donde también participó el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, las autoridades gubernamentales de Villa Clara actualizaron acerca del comportamiento en el evento de transmisión local que durante el fin de semana se abrió en el municipio de Camajuaní, territorio que por segunda ocasión desde que inició la epidemia experimenta esta situación de aislamiento.  Según se dio a conocer, las medidas de control se han incrementado en toda la provincia y se realiza con estricto rigor la vigilancia a los sospechosos y contactos.

Durante el intercambio de este lunes rindió cuenta además el Consejo de Defensa de Mayabeque, territorio que aún transita por la segunda fase de la recuperación y donde en los últimos 36 días no reportan pacientes confirmados con la enfermedad.

Por último, se conoció que en la provincia de Matanzas, que desde hace 57 días no confirma casos positivos a la Covid-19, se mantiene un riguroso control epidemiológico, fundamentalmente en Varadero. Allí se implementan medidas exhaustivas y se mantiene un constante seguimiento del estado de salud de los turistas nacionales que disfrutan de las instalaciones hoteleras enclavadas en la península.

Cinco meses después del inicio de la epidemia en el país y en momentos en que la situación internacional continúa siendo sumamente compleja, el reto en la mayor de las Antillas sigue estando en actuar con responsabilidad y percepción del riesgo en cada uno de los escenarios, para así poder avanzar con éxito en la etapa de recuperación. (Presidencia Cuba) (Foto: Estudios Revolución)



Últimas noticias