Un país saludable nos implica a todos

Lunes, 6 de julio del 2020 / Fuente: Granma / Autor: Ronald Suárez Rivas

 Se enfatiza en la necesidad de mantener la estricta vigilancia en esta nueva fase de la recuperación POS-COVID-19 y de no desobedecer lo establecido por las autoridades sanitarias. Foto: Ariel Cecilio Lemus

Cuando el país continúa mostrando signos de mejoría en términos de indicadores sanitarios, las autoridades insisten en que seamos más exigentes y en no distraernos ni confiarnos.

En estos momentos, las provincias transitan la segunda fase de la etapa de recuperación, con excepción de Matanzas y La Habana, y se impone mayor rigor, prudencia y disciplina; no creernos que ya todo pasó.

Los territorios que conforman la porción occidental de Cuba, incluida La Habana, exhiben hoy mejores resultados en la lucha contra la enfermedad y se disponen a ir paso a paso hacia la «nueva normalidad», según trascendió en las comparecencias de las autoridades gubernamentales de estas regiones en el programa televisivo Mesa Redonda.

Ante la evidencia de que debemos seguir batallando, la clave es mantener los ojos bien abiertos y cumplir las indicaciones y protocolos establecidos.

La Habana, en recuperación

La entrada de La Habana, desde el viernes pasado, en la primera fase de la recuperación pos-covid-19, constituye sin duda un paso importante en el enfrentamiento a la pandemia.

A diferencia del resto del país, la capital cubana no ha dejado de reportar nuevos casos positivos al nuevo coronavirus, lo cual obliga a extremar las medidas para evitar un rebrote de la enfermedad.

Consciente de los retos que implica para la provincia más afectada por la covid-19 y con mayor complejidad epidemiológica, en el inicio de la

desescalada, la población no debe bajar la guardia, recalcó Yanet Hernández Pérez, la vicegobernadora de este territorio.

En su intervención, destacó el acompañamiento de la máxima dirección del país a lo largo de todos estos meses, y la ardua faena en una provincia muy compleja, con 15 municipios de características diferentes.

A pesar de la severa afectación económica que ha sufrido el país, a consecuencia de la crisis sanitaria de alcance mundial, Hernández Pérez afirmó que no se ha escatimado en gastos y que nadie ha quedado desamparado.

La Vicegobernadora advirtió que es preciso insistir en las medidas sanitarias, como llevar bien puesto el nasobuco, y que se mantiene la atención permanente a los grupos vulnerables, fundamentalmente a ancianos que viven solos.

En la capital se ha realizado una rigurosa preparación para el restablecimiento de los servicios, la producción y el plan vacacional, con más de 250 medidas aprobadas, aseguró.

Mantener la disciplina

Otro territorio que ha batallado hasta el último minuto, y en el cual el trabajo ha sido igualmente complejo es Matanzas, donde afortunadamente no se reportan casos positivos al nuevo coronavirus desde hace unos 20 días.

Mario Sabines Lorenzo, gobernador de la provincia, se mostró animado ante la buena noticia, pero subrayó que aunque la atmósfera es favorable se requiere mantener la disciplina para no retroceder.

Estamos en condiciones de continuar avanzando, dijo, tras reconocer el aporte de todos los que de un modo u otro han permitido enfrentar con éxito los retos impuestos por la epidemia.

Sostuvo que paralelamente a la lucha contra la enfermedad, Matanzas emprendió un grupo de acciones para ampliar la producción de alimentos, así como de otros bienes y servicios. Ha sido un esfuerzo diferente al de otros momentos, comentó.

Dijo que se abrieron gradualmente servicios como el transporte, el comercio, la gastronomía, los trámites notariales, las consultas externas en los hospitales y las operaciones turísticas con destino a los clientes nacionales en el polo de Varadero y Ciénaga de Zapata.

Si bien el resultado de las últimas semanas ilusiona a los matanceros, el riesgo sigue ahí y nos toca continuar cumpliendo con las disposiciones emitidas por el Ministerio de Salud Pública en la actual fase, comentó Sabines Lorenzo. 

Pinar del Río y Artemisa en fase 2

Para Pinar del Río y Artemisa, la entrada en la segunda fase de la recuperación impone nuevos retos, como el incremento de la producción de alimentos desde la agricultura y la industria.

El vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial de Vueltabajo, Rubén Ramos Moreno, explicó que se labora para recuperar el atraso en la preparación de tierras y las siembras correspondientes a la campaña de primavera.

Afirmó que algunos cultivos muestran una situación más favorable como la yuca y el maíz, al tiempo que resaltó el papel de la agricultura urbana, suburbana y familiar, así como del movimiento de patios sembrados, impulsado por las organizaciones de masas.

Ramos Moreno precisó que, con la premisa de cumplir los protocolos establecidos, se reabren los servicios y continúan las pesquisas activas en las comunidades para detectar síntomas febriles y respiratorios.

Luego de más de 40 días sin casos positivos a la covid-19, continúa el seguimiento a la enfermedad desde la ciencia, gracias a 15 proyectos de investigación.

Por su parte, Ricardo Concepción Rodríguez, vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial de Artemisa, alertó sobre la necesidad de no confiarse, mantener el control y vigilar la situación epidemiológica, sobre todo en los centros laborales.

El directivo afirmó que en la actualidad se acometen varias inversiones destinadas a impulsar el desarrollo del territorio y de las minindustrias.

Otras de las prioridades son la siembra de cultivos de ciclo corto, el cumplimiento del plan de exportaciones, y la ayuda a los ancianos y grupos más vulnerables, mediante el Sistema de Atención a la Familia.

Consolidar la producción de alimentos

En la Isla de la Juventud y Mayabeque tensan las fuerzas y apelan a diversas iniciativas para enfrentar el desafío económico en esta fase de tránsito hacia la «nueva normalidad».

Según Adiel Morera Macías, intendente del Municipio Especial, en los resultados hasta la fecha decide el permanente intercambio con la población, su conducta individual y colectiva, así como el acompañamiento de la ciencia.

Determinante ha sido también, recalcó, la disciplina y el concurso del personal de la Salud y de las fuerzas del Orden Interior.

Igualmente resaltó que se destinara un avión para el traslado de las muestras de pcr a pacientes sospechosos.

Destacó la rehabilitación de varios servicios de impacto social, en particular aquellos vinculados a la transportación de pasajeros y la salud de la población.

Ante las bondades de sus tierras y la cercanía con la capital, en Mayabeque la prioridad mayor es potenciar los sistemas productivos, sobre todo, a escala municipal, sin abandonar las medidas para hacer frente a la situación epidemiológica impuesta por la pandemia.  

Tamara Valido Benítez, gobernadora de la provincia, reconoció que promover la producción de alimentos es importante para satisfacer la demanda interna y al propio tiempo poder hacer una significativa contribución al país desde allí. El objetivo es cumplir los planes y cosechar más de lo habitual aun en medio de situaciones complejas, apuntó.

Significó, además, el mérito de un grupo de profesionales de la Salud decididos a sacrificar su tranquilidad en casa para ayudar en hospitales de Matanzas y La Habana.

Ahora mismo prestan especial atención al foco abierto en la comunidad de El Roble, perteneciente al consejo popular Jamaica, de San José de las Lajas, donde en días recientes fueron detectados nuevos casos.

En el lugar realizan un sostenido monitoreo de la situación epidemiológica para evitar posibles contagios de la enfermedad.

En la zona occidental de Cuba, como en el resto del país, se enfatiza en la necesidad de mantener la estricta vigilancia en esta nueva fase de la recuperación pos-covid-19 y de no desobedecer lo establecido por las autoridades sanitarias.



Últimas noticias