Cuba ha realizado 510 cirugías de implante coclear

Viernes, 26 de febrero del 2021 / Fuente: Granma

 Los hermanos Javier y Alejandro Valdivia, apenas dos de los más de 500 cubanos con implante coclear. Foto: Archivo de Granma

Cuba ha realizado 510 cirugías de implante coclear, especialmente en la población pediátrica, para el tratamiento de la sordera severa-profunda, desde que en el año 1997 fuera efectuada la primera intervención de este tipo, destacó ayer el sitio web del Ministerio de Salud Pública.

La doctora Sandra Bermejo Guerra, especialista en Otorrinolaringología, audióloga y jefa del Servicio Especializado de Cirugía Compleja de Oído e Implante Coclear del hospital pediátrico universitario Borrás-Marfán, subrayó que los pacientes provienen de todo el país.

Una vez realizados la detección y diagnóstico de la pérdida auditiva, y determinada la necesidad de implantar la prótesis, tiene lugar el proceder quirúrgico, el cual –explicó la doctora– consiste en la colocación del dispositivo interno y la inserción de un haz de electrodos en la cóclea, que posibilitará transmitir el sonido directamente al nervio auditivo y, por consiguiente, al cerebro. Se trata de una cirugía que resulta delicada y el dispositivo se activará entre una y cuatro semanas posteriores a la intervención, dependiendo de la evolución del paciente.

En Cuba, entre uno y tres niños de cada mil nacidos vivos pueden tener sordera severa-profunda y, de ellos, solo un 30 % necesitaría un implante coclear. Aun así, este programa nacional es uno de los priorizados por el Estado cubano.

La doctora Bermejo Guerra señaló que el 50 % de estas sorderas es detectable en el momento del nacimiento, pero existen otras causas que pueden ser genéticas o condicionadas por infecciones, reacción a determinados medicamentos o por enfermedades como la meningoencefalitis.

En un inicio, el implante coclear en Cuba se colocaba solo en personas adultas, hasta 2001, cuando se extendió su uso a los infantes.



Últimas noticias