Biotecnología en Cuba, de altísimo nivel (+Infografía)

Miércoles, 11 de marzo del 2020 / Fuente: CubAhora / Autor: Laydis Milanés

BioCubaFarma

Pareciera que la industria biotecnológica y la innovación que conlleva fueran algo solo de los países desarrollados. Sin embargo, Cuba, gracias al potencial que vio en ella la Revolución, logró insertarse en el mercado internacional con productos de alta calidad certificados por las más exigentes autoridades.

 Nuestra nación destaca por sus productos para el tratamiento del cáncer y la úlcera del pie diabético, con el conocido Heberprot-P, y por el valor de su innovación científica en ese campo.

Todo comenzó en la década de los ochenta, cuando se creó un grupo dedicado a la producción del interferón como posible medicamento contra el cáncer,  el Centro de Investigaciones Biológicas, hoy Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), y se dio inicio a lo que se conoce como el Polo Científico.

Durante esos años se fundaron varias instituciones como el Centro de Producción de Animales de Laboratorio (CENPALAB), el Centro Nacional de Biopreparados (BIOCEN),  el Centro de Inmunoensayo (CIE) y el Centro de Neurociencias (CNeuro), que han contribuido a que la biotecnología sea es una de las ramas de mayor desarrollo en el país y referente mundial.

De hecho, actualmente ha sido noticia el uso del Interferón alfa 2B humano recombinante como uno de los cerca de 30 fármacos escogidos por la Comisión Nacional de salud china para curar la afección respiratoria causada por el coronavirus COVID-19.

Comercializado como Heberon® Alfa R, o IFNrec, el fármaco tiene la ventaja de que ante situaciones como estas es un mecanismo para poder protegerse y su uso evita que los pacientes con posibilidades de agravarse y complicarse lleguen a ese estadio, y finalmente tengan como desenlace la muerte; explicó a Cubadebate el doctor Luis Herrera Martínez, asesor científico y comercial del Presidente de BioCubaFarma.

El utilizado en el país asiático se produce desde el pasado 25 enero en la planta chino-cubana ChangHeber, ubicada en la localidad de Changchun con la misma tecnología y estándares de calidad aprobados por ambos países.

NUEVOS PROYECTOS DE LA BIOTECNOLOGÍA CUBANA

En la actualidad la industria de la biotecnología cubana continúa con nuevos proyectos, desarrollo de medicamentos y ensayos clínicos en busca de productos de alta calidad que contribuyan al tratamiento de diversas enfermedades.

BioCubaFarma, fundada como OSDE en 2012, ejecuta 102 proyectos de investigación en el campo de la biomedicina, de los cuales 75 son innovadores con patente cubana, informó al diario Granma el doctor Rolando Pérez Rodríguez, su director de Ciencia e Innovación.

Siete de estos ya se encuentran en fases iniciales de ensayos clínicos en áreas terapéuticas asociadas a las principales causas de mortalidad en nuestro país y la cuarta parte de esos trabajos pueden convertirse en únicos de su clase, precisó el especialista.

Además, se desarrolla la vacuna terapéutica HerberSavax, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, en ensayos clínicos fase II en tumores de ovario y hepatocarcinoma.

Otros nuevos productos se crean para el para el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, como es el caso de una combinación terapéutica denominada cigb845. Este producto tiene un efecto neuroprotector, que disminuye el área infartada luego de ocurrir el evento isquémico.

Para las afecciones de la demencia se desarrolla una formulación novedosa de eritropoyetina humana recombinante (NeuroEpo) que ha mostrado un efecto neuroprotector en diferentes desórdenes cerebrales en modelos animales.

También en fase de desarrollo, después de demostrar la seguridad del fármaco en un ensayo clínico fase I, se encuentra el cigb500; con una potente actividad cardioprotectora.

El país mantiene su propósito de mantener el alto estándar de sus productos y  lograr novedosos resultados de investigación materializados en innovaciones que contribuyan al bienestar humano.

 



Últimas noticias