La innovación en BioCubaFarma: Un caso exitoso para estudiar y multiplicar

Martes, 28 de septiembre del 2021 / Fuente: Cubadebate

Encuentro del Consejo Nacional de Innovación (CNI), liderado por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, Miguel Díaz-Canel Bermúdez

Los sistemas de innovación aplicados en el hoy grupo empresarial BioCubaFarma constituyen la experiencia más exitosa de la industria cubana en ese ámbito, fue el consenso del reciente encuentro del Consejo Nacional de Innovación (CNI), liderado por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

El presidente de la República indicó recoger en un documento las prácticas, consecuentes y serias, innovadoras en el sector biotecnológico y farmacéutico, para que esa metodología sea estudiada y multiplicada en el resto del sistema empresarial.

Creado por el Acuerdo No. 156/2021 del Consejo de Estado, el CNI “es el órgano consultivo del Estado, de carácter nacional, que asiste al presidente de la República, orientado a recomendar las decisiones para impulsar la innovación en el funcionamiento del Estado, el Gobierno, la economía y la sociedad de forma coordinada e integrada, que contribuya a la visión de la nación, así como al cumplimiento del plan nacional de desarrollo económico y social vigente”.

La sesión del CNI dedicó la víspera, entre otros temas, a evaluar la Gestión de la innovación en el sector biofarmacéutico, para lo que el presidente del grupo empresarial que reúne a estas entidades, el Dr.C. Eduardo Martínez Díaz, resumió el hacer en este sentido en los más de 30 años del sector, que fue fundado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Martínez Díaz comentó inicialmente que innovación es un concepto que debe ser entendido como “la introducción en la práctica de una idea o un resultado científico; la implementación de un elemento nuevo; la modificación de un elemento que ya existe para mejorarlo; el mejoramiento de la gestión organizacional con nuevos procedimientos o sistemas de trabajo que permitan lograr mayores resultados”.

La innovación, dijo en síntesis, “ayuda a una empresa a crecer, a desarrollarse, a ser más competitiva”. Recordando las orientaciones estratégicas que dio Fidel al concebir el ramo, subrayó que la “mayor innovación en el sector biofarmacéutico cubano la concibió el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz”, porque convirtió una idea en realidad.

En recorrido histórico, Martínez Díaz señaló que el ramo inicialmente se estructuró como frente biológico, luego pasó a ser polo científico, y en 2012, por orientaciones del General de Ejército Raúl Castro Ruz, se creó BioCubaFarma, como un órgano superior de dirección empresarial (OSDE) que “constituye —agregó— otro hito organizacional en la historia del desarrollo del sector”.

En su ponencia ante las autoridades científicas que conforman el CNI, relativa a la Innovación en el sistema organizacional de la OSDE BioCubafarma, Martínez Díaz resumió lo hecho al respecto durante estos años.

Se refirió, entre otros resultados, a la innovación en la emergencia sanitaria impuesta por la pandemia del nuevo coronavirus, lo que les ha permitido contar con una Carpeta COVID-19 compuesta por 27 productos, 18 con autorizo de uso en emergencia y nueve en desarrollo (22 en escalado productivo).

La ponencia del Dr.C. Eduardo Martínez Díaz, en su condición de presidente de la OSDE BioCubaFarma, fue sometida a una evaluación “de pares”, que estuvo a cargo de las también doctoras en ciencias Vilma Hidalgo de los Santos y Mercedes Delgado Fernández, quien aseveró que la principal innovación del grupo, independientemente de la altísima especialización de este sector, ha sido en el área organizacional.

Coincidiendo con esta última, el Dr.C. Agustín Lage Dávila expuso que entre no pocos empresarios está sembrada la percepción de que Biocubafarma “tiene los logros que tiene” por la excepcionalidad de sus científicos y porque se le ha dedicado cuantiosos recursos para su desarrollo; sin embargo, dijo “lo esencial en la interpretación del 'fenómeno' BioCubaFarma” es la innovación organizacional.

En todos los sectores hay también muy buenos especialistas —refutó—, lo que en este se han tomado decisiones del tipo organizacional que no son exclusivas, o no tienen que ser exclusivas, del biofarmacéutico.

Los resultados de BioCubaFarma, entonces pueden ser replicados en otros sectores de la economía, aunque ahora deben tomar en cuenta la Cuarta Revolución Industrial que se está desarrollando en el mundo, expuso Lage Dávila.

En igual sentido se pronunció el viceprimer ministro y titular de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, quien criticó que no en todos los sistemas empresariales del país hay una cultura de la innovación.

Muchos empresarios —apuntó— dicen, “BioCubaFarma es una cosa y yo soy otra”, pero esa percepción tiene que cambiar, la cultura organizacional tiene que cambiar, y hay que trabajar para ir acortando esas brechas. El reto entonces es, cómo expandir la experiencia de innovación de BioCubaFarma al resto de los sectores de la economía nacional, expuso Gil Fernández.

El buen ejemplo

El que aquí reconozcamos que el sistema de ciencia e innovación que se aplica en BioCubaFarma debe calificarse como el más exitoso, trae en sí una contradicción: ¿por qué este buen ejemplo no existe en otros sectores?, se preguntó el presidente de la República. “Y esto es algo que tiene que resolver el Consejo Nacional de Innovación”, indicó.

BioCubaFarma es una de “las caras desarrolladas” de la Revolución, no hay nadie que venga a Cuba y no muestre interés por este sector, señaló Díaz-Canel, quien exaltó el pensamiento visionario de Fidel al crear la industria biotecnológica y farmacéutica en medio de las carencias materiales del Período Especial.

También —apuntó— las Fuerzas Armadas Revolucionarias, en medio de las limitaciones y la necesidad de asegurar la defensa del país, acudió a la ciencia, a las universidades, e incorporó la I+D+i a sus procesos. Esto es algo —orientó el Primer Secretario del Comité Central del Partido— que el sistema empresarial debe acabar de incorporar.

Aquí hemos hablado también del compromiso de los trabajadores del sector biofarmacéutico, especialmente de las nuevas generaciones, pero ese es un compromiso que se ha estado transmitiendo entre las diferentes generaciones.

No hay joven que no se refiera a los fundadores cuando hablan de su trabajo, señaló el mandatario en un elogio a un sector científico-productivo que debe convertirse en paradigma para todas las empresarias y empresarios del país y para toda la masa trabajadora, desde los puestos menos complejos hasta las mentes más brillantes que han consagrado su vida y obra a su empresa y a su sector, sea cual sea.

En la sesión de septiembre del CNI participaron también el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz; la viceprimera ministra Inés María Chapman, varios titulares de carteras, e integrantes del Consejo, que sesionó en videoconferencia con otras provincias. Especial recordación hizo el Presidente Díaz-Canel del querido profesor José Luis García Cuevas, fallecido recientemente, quien formaba parte de este Consejo.



Últimas noticias